¿Alguna vez se han preguntado qué pasaría si todo lo que nos enseñaron en el colegio fuese mentira? Como por ejemplo, qué sería de nosotros si el Sol en realidad no fuera una estrella caliente como dicen, o, si la Luna no fuese una roca gigante importantísima para la vida como nos han hecho saber.

Pues, quizás algunos de ustedes han preferido creerse con lo que aprendimos en los salones de casa, mientras que otros prefirieron ahondar más en los temas, hasta el punto de hacer creer al resto de teorías contrarias. Dentro de ese grupo se encuentra la Flat Earth Society (FES), sí, como lo leen: una sociedad que se ha encargado por años de convencer a muchos de que la Tierra no es el esferoide oblato que tanto nos han dicho que es.

Prácticamente, para saltarnos los tecnicismos científicos, hay un grupo de personas que se ha dedicado desde 1956 –sí, desde esos tiempos– ha conspirar y afirmar que la Tierra no es redonda como la conocemos, sino plana como en un principio se creía en la Edad Media. Y, aunque muchos podrían decir que están locos y que a estas alturas del siglo XXI, y el 2019, nadie compraría dichas teorías, sin duda no conocen la movida en las redes sociales.

Por lo mismo, si bien en un pasado reunir a un grupo de personas que no creyeran lo que la mayoría sí, era un problema. Actualmente existe un factor determinante para la comunicación masiva y eso son las redes sociales, lo que definitivamente será nuestro enfoque para las próximas líneas: conocer al grupo que gracias a plataformas como Facebook han convencido a otros de su teoría acerca de la Tierra plana.

Flat Earth Society

Evidentemente, antes de hablar de medios y consecuencias debemos hablar del origen de la Flat Earth Society y de su razón para existir. Y, aunque muchos podrían decir que son solo un par de lunáticos diciendo sandeces en las redes sociales, quizás deban seguir leyendo para darse cuenta como un simple mensaje puede convertirse en “ciencia” muy rápido.

Si nos ponemos a pensar en cómo inició todo esto deberíamos mencionar a la era pre y post Cristóbal Colón, cuando muchos creían que la Tierra era plana, hasta que el conquistador de América se dispuso a demostrar lo contrario. Sin embargo, el origen de “La Asociación Tierra Plana” fue cuando Samuel Shenton –nativo del Reino Unido– fundó al grupo en 1956 y lo dirigió hasta su muerte en 1971.

Desde 1956, Shenton se dispuso a recolectar material, dar distintas conferencias y hacer uso estratégico de la publicidad para hacer llegar las teorías de la Sociedad a los diferentes clubes juveniles, grupos políticos y estudiantiles, hasta el punto de recolectar un mínimo de 100 miembros. Shenton no solo afirmaba que la Tierra era plana basándose en estudios, sino que aun cuando las primeras imágenes de la carrera espacial demostraron que en efecto era “redonda”, este las rechazaba y aseguraba que eran solo una ilusión óptica proporcionada por el gran lente angular de la NASA, acusándolos de falsos.

Sin embargo, la teoría de la Tierra plana no solo tenía a Shenton como precursor, ya que, cuando este murió la Sociedad consiguió otro director en Charles K. Johnson, quien hasta el 2001 se encargó de seguir los ideales de Shenton y llevar a la organización a Lancaster, fue cuando él murió que la FES se tomó un descanso de tres años, hasta el 2004, cuando Daniel Shenton –que no tiene ningún parentesco con Samuel Shenton– llegó para hacer de su nuevo presidente.

Un argumento convertido en cenizas

Ahora bien, aunque fue Samuel Shenton quien ayudó a la Universal Zetetic Society a convertirse en la International Flat Earth Society, al convertirla en una organización “fidedigna”, el verdadero “maestro” de la Sociedad fue Charles K. Johnson, sí, el segundo líder la organización y fiel compañero de Shenton.

Muchos se preguntarán, ¿cómo es que el segundo en la fila es quien podemos considerar como el verdadero precursor de la teoría de la Tierra plana? Pues resulta que un líder no es el que funda, sino también el que hace que la organización crezca y se empodere, y ese fue Johnson, ya que a partir de 1971, llevó a la FES hasta punto que solo las cenizas pudieron retrasarla.

Cuando Shenton falleció fue el momento de Johnson de heredar parte de la biblioteca del fundador inicial de la organización, lo que le ayudó significativamente para liderar la Sociedad por tres décadas, lo que para un hombre que creía que la Tierra era plana desde niño y que tuvo que guardar sus teorías en secreto por 25 años, esto era un verdadero sueño.

Johnson estaba tan comprometido con la FES que no solo llevó a que las membresías se dispararán hasta unas 3.500 personas, sino que logró publicar un tabloide trimestral de cuatro páginas titulado Flat Earth News. Y, ¿cómo? Suscribirse a la FES era como pagar Netflix hoy en día, los miembros tenían que pagar entre $6 y $10 para formar parte de la Sociedad, dinero que obviamente Johnson aprovechó para imprimir sus publicaciones y seguir haciendo marketing del bueno.

Aunque los fundamentos de Shenton eran fuertes para su época, Johnson llevó a la FES a un nivel más alto, al punto de tener entrevistas con, por ejemplo, el Science Digest, en 1980 –cuando el foco estaba en la NASA por el lanzamiento del primer Space Shuttle–, donde este aseguraba que todo eso de mandar a un transbordar al espacio era un “broma muy rídicula”, ya que nadie podría orbitar un Tierra plana.

Sin embargo, no todo podría ser bueno para el líder. Justo cuando todo se veía bien bonito para la Sociedad –tanto que Johnson apareció en un spot publicitario de helados–, en 1997, la casa de Johnson, y en ese momento el centro de operaciones de la Sociedad, se vio envuelta en llamas que acabaron con todos los registros de los miembros y con parte de la biblioteca de Shenton.

Las llamas, sin duda, marcaron un antes y un después en la organización, y, justo cuando todo se veía perdido, el internet llega para salvar la partida.

Como el ave fénix

A diferencia de cuando Shenton falleció, en el 2001, cuando Johnson se despidió de este plano terrenal su legado ya estaba lo suficientemente cuidado, aunque nadie lo sabía exactamente. A ver, ¿se acuerdan de los boletines trimestrales que Johnson se encargó de distribuir e imprimir con el dinero de los aproximadamente 3000 miembros que se unieron en sus décadas de presidencia? Inteligentemente, si bien nada lo ha comprobado, este se estaba encargando de ser inmortal ante la vista de todos.

Facebook niega la posibilidad de usar técnicas invasivas para mejorar sus equipos de RV

Cuando Johnson murió, la casa de la FES se incendió y la esposa del líder también se despidió del mundo de los vivos, todo se veía perdido, hasta que Daniel Shenton llegó para resucitarla gracias al poder de un sitio web donde se dispuso a colgar todos los boletines de la Flat Earth Society en internet, en formato PDF, y un foro de discusión. Así mismo, tal como puedes conseguir un libro en este presente o discutir acerca de la calidad de la última temporada de GOT en Reddit, para la época 2004-2009 ya las teorías de la Tierra plana se encontraban en todas partes.

No obstante, el relanzamiento oficial de la Sociedad fue en el 2009 cuando por primera vez empezaron a aceptar miembros de nuevo, como por ejemplo al músico Thomas Dolby. Lo que se podría decir que lo que inició “inocentemente” Johnson con sus boletines informativos sumado al fuego que acabó con la estructura física de la FES fue lo que le dio un verdadero origen mediático a las teorías de la Tierra plana y de la falsa NASA.

Asimismo, contar con el avance de los años y con un nuevo líder como D. Shenton, ayudó a que otros medios como The Guardian se interesan en el mensaje de la Sociedad Internacional.

“La Tierra es plana, argumenta, porque parece plana. El sol y la luna son esféricos, pero mucho más pequeños de lo que dice la ciencia convencional, y giran alrededor de un plano de la Tierra, porque parecen hacerlo. Inevitablemente, el argumento de Shenton lo obliga a atravesar todo tipo de callejones ciegos lógicos: la inexistencia de la gravedad, y su argumento de que la mayoría de la exploración espacial, y por lo tanto los alunizajes, son falsos. Pero, si bien muchos Earthers planos tienen problemas con la idea de orbitar satélites, Shenton navega por las calles de Londres utilizando el GPS. También estaba feliz de volar de los EE. UU. A Gran Bretaña, pero dice que un avión que sobrevoló la barrera antártica caería del cielo y del planeta”.

Los famosos se han convencido

Aunque muchos dirían que este argumento no tiene validez y que la comunidad que los sigue es falsa y “estúpida”, llegó el momento de hablar en las personalidades que actualmente admiten creen en la teoría de la Tierra plana, lo que, evidentemente, gracias a la cultura actual de los influencers, hace que la FES se valide mucho más.

Desde jugadores de la NFL, de la NBA, músicos y personalidades de la televisión han afirmado que aprueban la teoría, por ejemplo, en el 2017 –mucho tiempo después de las hazañas de D. Shenton y C. Johnson–, una de las estrella de la asociación nacional de básquet en Estados Unidos Kyrie Irving admitió que creía que la Tierra era plana en un podcast, no una, sino dos veces. Pero él no fue el único.

Wilson Chandler, sí la popular estrella de básquet, salió en apoyo de Irving cuando emitió las declaraciones en cuanto a sus creencias. Asimismo, de parte de la NFL se manifestó Smmy Watkins, también en apoyo a la teoría, y, como si eso fuera poco, el propio Shaquille O’Neal no solo dijo que la Tierra era plana sino que era cuadrada, y, aunque luego salió diciendo que era solo una broma, las palabras no se las llevó el viento por culpa de la era digital.

Hasta el rapero BoB se metió en una disputa por Twitter con Neil deGrasse Tyson por el debate de la forma de la Tierra, y hasta la personalidad de reality Tila Tequila ha utilizado sus plataformas sociales para afirmar que también lo cree.

Sin embargo, aunque algunos como Irving se han retractado, y otros como Logan Paul han utilizado la teoría para estar en tendencia y solo llamar la atención, en una era de medios y redes sociales como esta, ya nada puede decirse en broma. Sobre todo porque las palabras de las celebridades se convierten en puntos de partidas para sus comunidades seguidoras.

¿Esto es solo para ganar popularidad?

Honestamente, debemos evaluar lo siguiente: lo grave de todo esto no es que en 1956 un “loco” haya decidido formar una sociedad de personas que estuvieran dispuestas a creer que la Tierra no era redonda como la ciencia lo confirmaba, sino que en el 2004 la información haya llegado al internet y con el paso del tiempo a las redes sociales. Y, ¿por qué? Por la simple razón de que lo que llegue ahí, nunca sale, solo se multiplica.

Y, no, la preocupación no surge porque seamos el bando opuesto y solo queramos hacer de haters, sino que así como es preocupante el auge que tienen en las redes los grupos que apoyan el no vacunar a sus hijos, este tópico afecta directamente la educación y formación escolar de muchos. Si lo pensamos mejor, actualmente un niño como el cereal que come no porque su mamá se lo dice, sino porque en la caja está su jugador de baloncesto favorito o su beisbolista preferido.

La suerte de la Flat Earth Society fue resurgir en una era en la que “casualmente” plataformas como Facebook, YouTube y Twitter estaban llegando a nuestras vidas, y, para ser más claros, si Johnson no hubiera tenido noción de la importancia de mercadear y amplificar a la sociedad, D. Shenton no hubiera podido colgar nada en el sitio web, lo que creemos que fue la gota que terminó de darle validez al vaso de la locura.

Claro, que estamos en el 2019 y no estamos afirmando que siempre que haya gente que vaya en contra de la marea debe ser llamado loco, porque en efecto no es lo que creemos. No obstante, hay una línea muy fina entre querer dar a conocer un punto de vista diferente y realmente utilizar todos los medios para abrirles los ojos a las personas, y las ganas de solo ser famoso y popular basándose en fundamentos que de caer en las personas incorrectas puede hacer mucho daño, como por ejemplo, a los niños.

Sea como sea, más que validar o no la teoría, si hay algo que aplaudirle al líder de la Sociedad es haber tenido una noción correcta de lo importante que sería para ese presente y el futuro el contar con una presencia en internet, ya que, actualmente, lo que no está en internet, no existe.

Más en TekCrispy