Actualmente el uso de Internet y las redes sociales ha permitido que nuestra privacidad esté tan expuesta como la proporción de información que publicamos. Sin embargo, aunque muchos sean cuidadosos con lo que publican, no podemos escapar del hecho que hay personas inescrupulosas cuyos conocimientos pueden utilizar para su propio beneficio, logrando explotar hasta la mínima información que compartas, hasta una simple foto de tu ojo.

Una estrella pop japonesa jamás imaginó que una simple fotografía de su iris la haría vivir una pesadilla, después que los reflejos de su selfie le dijeron a un acosador donde encontrarla.

El medio japonés NHK reportó que un hombre llamado Hibiki Sato, de 26 años, fue acusado de atacar sexualmente a una pop idol de 20 años, después que rastreó la dirección de su casa usando el reflejo de una foto que la estrella publicó en redes sociales.

NHK

Solo una foto y Google Street View

El reflejo en los ojos de la selfie de la estrella pop condujeron a Sato hasta tu casa, de acuerdo con el medio, esta imagen y una serie de videos publicados en sus redes sociales ayudaron a identificar la estación de trenes cercana a su casa.

El acosador usó Google Street View para ubicar la estación de trenes, esperar a su víctima y seguirla hasta su casa. El hombre accedió a la casa, cubrió la boca de la víctima con una toalla y cometió su acto lascivo.

Personaliza los enlaces que compartes con GlimpseLink

Cabe destacar que el hombre manifestó ser un fanático de la estrella pop por lo que también estudió otra serie de videos publicados por la víctima que le ayudaron a identificar detalles más específicos de su casa, como la ubicación de las cortinas y cómo entraba la luz por las ventanas.

Cuidado con lo que compartes

Actualmente,los smartphones cuentan con aplicaciones de geolocalización que permiten etiquetar la zona dónde se tomó la fotografía sin que lo sepas.

Asimismo, varios estudios confirman que las redes sociales como Facebook, WhatsApp e Instagram eliminan una lista de metadatos de estas fotografías antes de publicarlas en la web.

Hace pocos meses una falla en Google Photos expuso la ubicación de los usuarios sin su consentimiento, esto se debe a que la plataforma utiliza un sistema de geolocalización e inteligencia artificial para identificar el lugar donde se encuentra una persona en cualquier imagen.

No, no es paranoia

No, no es paranoia cuando recomendamos tener cuidado con lo que publicas en la web, evitar compartir imágenes de familiares o lugares a los que vas con frecuencia.

Además, es una buena práctica desactivar los servicios de geolocalización de tu smartphone para evitar compartir tu ubicación actual.

Esta es solo otra muestra de que todos estamos expuestos en las redes sociales y nuestra privacidad y seguridad está condicionada por las intensiones –y el conocimiento de quienes estén del otro lado.

Más en TekCrispy