¿Cómo puedes saber si alguien se siente atraído por ti?

Los resultados de una reciente investigación muestran la respuesta no radica en el lenguaje corporal o en el tiempo que tarda alguien en responder el mensaje después de una cita, sino más bien en la sincronización de los latidos de su corazón.

Investigadores de la Universidad de Leiden en Países Bajos estudiaron marcadores fisiológicos en entornos de datación de la vida real para determinar si la atracción era algo que se podía medir.

¿Por qué los humanos preferimos tener relaciones sexuales en privado?

Estudiando la atracción humana

A fin de profundizar en esta cuestión, los investigadores utilizaron tecnología de punta para sentar las bases de los procesos que subyacen a la atracción humana durante las interacciones de la vida real, fuera del entorno del laboratorio.

Los investigadores observaron que cuanto más se sincronizaban dos frecuencias cardíacas, era más probable que esas dos personas se sintieran atraídas.

Para ello, el equipo instaló un campamento en un festival de música y tenían una cabaña donde los asistentes al festival podían ir a mini citas a ciegas donde podían encontrar parejas potenciales.

A las 140 personas participaron en el estudio se les dio dos minutos para mirarse unos a otros y luego tuvieron otros dos minutos para hablar.

Durante estos breves encuentros, los investigadores pidieron a los participantes que usaran anteojos especiales equipados con cámaras y dispositivos que rastreaban la mirada y medían la frecuencia cardíaca y la conductancia de la piel.

La respuesta de la conductancia de la piel es la medida de los cambios en la conductividad de la piel debido a las emociones y el estrés.

Al final de las reuniones a los participantes se les preguntó si les gustaría ir a una cita real y qué pensaban que la otra persona respondería a esa pregunta. Solo el 16 por ciento de las parejas, que eran todas heterosexuales, dijeron que les gustaría ir a una cita.

Señales fisiológicas inconscientes

Al analizar los datos registrados, los investigadores encontraron que los marcadores visibles como el contacto visual, el lenguaje corporal reflejado o las expresiones faciales, no predijeron si las parejas se sentían atraídas o no entre sí. En cambio, la atracción estaba enraizada en señales fisiológicas inconscientes como la frecuencia cardíaca y el sudor corporal.

El equipo de investigación utilizó tecnología de punta para sentar las bases de los procesos que subyacen a la atracción humana.

En definitiva, cuanto más se sincronizaban dos frecuencias cardíacas, era más probable que esas dos personas se sintieran atraídas.

En el campo de la neurociencia social, la investigación de la atracción interpersonal se ha centrado principalmente en expresiones controlables como la expresión facial, las posturas corporales y la mirada.

No obstante, los resultados obtenidos en este estudio sugieren que estas señales no predicen con precisión la atracción interpersonal, en cambio, muestran que la percepción social está formada por la sincronía fisiológica inconsciente entre las personas.

Tabaquismo: ¿Tendencia genética o costumbre aprendida?

En referencia a los hallazgos, la doctora Eliska Prochazkova, catedrática en el Instituto de Psicología de la Universidad de Leiden y coautora de la investigación, comentó:

“Durante el estudio no hubo lenguaje corporal que indicara si las personas estaban interesadas en la pareja. Fue en la fisiología donde encontramos estimaciones mucho mejores”.

Si bien no podemos percibir el corazón de la otra persona, explican los autores, con frecuencia nuestro subconsciente puede verse influenciado por nuestra fisiología.

Referencia: The choreography of human attraction: physiological synchrony in a blind date setting. BioRxiv, 2019. https://doi.org/10.1101/748707

Más en TekCrispy