Una historia en el libro de Génesis de La Biblia explica el origen de la diferencia de idiomas que se observa en todo el mundo. Después del diluvio universal ocasionado por Yavé Dios que casi acabó con la humanidad, la especie se unió para construir una enorme torre.

Extraoficialmente, se maneja la teoría de que esto era una especie de medida preventiva en caso de que Dios tomara otra decisión drástica similar contra los humanos. Sin embargo, descontento con ello, decidió confundir sus lenguas de modo que no pudieran comunicarse, y es así como se explica el origen de los diferentes idiomas del mundo.

Ahora bien, pudiéramos pensar que a pesar de estas notables diferencias, algunos sonidos que hacen los humanos se mantienen, por ejemplo, el de la risa (ja ja ja) o los estornudos (¡achú!). Pero la realidad es otra, y puede observarse al comparar estos sonidos con los que emite una persona sorda.

Así lo explicó el periodista británico Charlie Swinbourne, que es parcialmente sordo, en un artículo especial titulado “Do hearing people fake their sneezes? We need to know”. Según él, cuando una persona sorda estornuda suena como “una respiración pesada mientras se respira profundamente antes de estornudar, luego se libera un sonido de aire más agudo y rápido”.

Los ruidos que hacemos al estornudar o reir son “sonidos vegetativos”, según Bencie Woll, profesor de University College London en un artículo publicado por la BBC. En realidad, los ruidos que hacemos en estas funciones no son intencionales, simplemente es el sonido resultante de los cambios que ocurren en nuestra garganta.

Ahora bien, “la influencia que tenemos sobre nuestros estornudos y risas nos permite sofocarlos o ponerles más poder, dependiendo de lo que nos parezca socialmente apropiado”, en eso sí parece que tenemos algo de control.

¿Qué sonido hacen las personas del mundo al estornudar?

Hasta ahora sigue abierta la pregunta: aun a pesar de la diferencia de idiomas, ¿el ¡achú! es el sonido universal que representa un estornudo? La respuesta es no. De hecho, este varía de acuerdo al lenguaje de la persona.

Por ejemplo, en francés, el estornudo suena más como “atchoum”, en alemán, es “hatschi”, en ruso, es “apchkhi”, en turco suena como “hapşu”, y el de un vietnamita suena como “hắt xì”.

¿Qué pasa con la risa?

La risa varía también, pero en especial por escrito. Por ejemplo, en inglés se representa como “hahaha”, mientras que en español es “jajaja”. En cambio, en griego se escribe “xaxaxa” y “555” en tailandés, pues en dicho idioma el número 5 se pronuncia “ja”.

Ocurre de manera similar con otros sonidos vegetativos como las expresiones de dolor. Por ejemplo, los angloparlantes suelen decir “¡ah!” o “¡ay!” para expresar su dolor, pero su equivalente en finlandés es “¡auts!” y “āiyā!” en chino mandarín.

Referencia:

Do hearing people fake their sneezes? We need to know. http://limpingchicken.com/2013/04/30/sneezes/

Why deaf people sneeze silently. http://www.bbc.com/news/blogs-ouch-23162903