Google continúa luchando en contra de la multa por prácticas antimonopolio impuesta por la UE a Alphabet la filial de la compañía, ahora se conoció que otras compañías se unen a la batalla tecnológica en Reino Unido.

Luego que el pasado mes de julio Google apelara la multa impuesta por la Unión Europea valorada en US$5 mil millones por supuestas prácticas antimonopolio a través de la Google Play Store y el modelo de negocios de anuncios segmentados, así como también el supuesto bloqueo a las apps de competidores en Android, otras compañías tecnológicas se han sumado a la batalla. En este sentido, se conoció que el Tribunal autorizó que los fabricantes Android Gigaset y HMD Global Oy lograran intervenir en la demanda.

Gigaset Communications GmbH de Alemania y HMD Global Oy de Finlandia, propietario de la marca Nokia, pueden apoyar a Google, en el proceso de apelación a la multa impuesta en contra de la compañía de Mountain View por prácticas antimonopolio, dijo el tribunal en un documento publicado el jueves.

Del mismo modo, el tribunal autorizó la participación del grupo de cabildeo tecnológico Application Developers Alliance, el navegador web Opera Software y la Asociación de la Industria de Computación y Comunicaciones, que cuenta con Google entre sus miembros.

Google y Amazon se unen a la movida para disminuir la emisión de carbono ¿Será suficiente?

Antecedentes

En julio de 2018, la Comisión Europeo impuso una millonaria multa a Google luego que una investigación arrojara que la compañía realizaba prácticas antimonopolio en su tienda de aplicaciones, supuestamente bloqueando las aplicaciones de sus competidores.

Posteriormente, en marzo de 2019, la UE impuso una nueva multa a Google por las ganancias a través de su conocido modelo de negocios a través de anuncios segmentados, modelo que entra dentro de las prácticas antimonopolio.

En su momento, la Comisión Europea aseguró que Google, en su posición de proveedor de servicio de anuncios publicitarios con Google AdSense, realizó “prácticas abusivas o anticompetitivas de publicidad en línea”. Esta multa generó que las acciones de Alphabet, filial de la compañía de Mountain View sufrieran un descenso considerable.

Asimismo, afirmaron que Google imponía cláusulas que solo beneficiaban a las aplicaciones desarrolladas por la compañía. No obstante, la compañía tecnológica respondió un mes después con una solicitud de apelación. Google confirmó la acción legal en un correo enviado a CNBC.

Este corresponde a la apelación de la tercera multa impuesta en la batalla Comisión Europea Vs. Google, se espera que los procedimientos judiciales comiencen el próximo año.

Más en TekCrispy