Cuando nos sentamos con nuestros padres, tíos o abuelos frente a una pantalla y un teclado, por lo general preferimos teclear los más jóvenes. Por lo general, somos más rápidos y podemos terminar con la transferencia bancaria, la inscripción en algún plan social o el pago de los servicios en menos tiempo del que a ellos les tomaría.

Si bien en la actualidad el uso de la computadora y teléfonos inteligentes está muy arraigado, sigue habiendo una tendencia a que los más jóvenes tengan un mejor desempeño con el teclado en comparación con otros que nacieron mucho antes.

Pues bien, un equipo de investigadores de la Universidad de Aalto, la Universidad de Cambridge y ETH Zürichse ha encargado de estudiar un poco este tema, aunque no para comparar las habilidades entre jóvenes y mayores.

En su lugar, se enfocaron en comparar la velocidad de escritura en teclados físicos con la de los dispositivos móviles, encontrando que en estos últimos ya lograron superar a los primeros.

Una prueba de mecanografía

A pesar de que la adaptación al teclado táctil ha tomado su tiempo para muchas personas, ya la velocidad de escritura en este está alcanzando la de los teclados físicos.

El equipo recolectó un robusto conjunto de datos por medio de una prueba de mecanografía en línea en la que participaron 37,000 personas de todas las edades y provenientes de más de 160 países.

Con la aprobación de estos, los investigadores registraron las pulsaciones de las teclas que hicieron los participantes durante la transcripción de un conjunto de oraciones para evaluar su velocidad de escritura, errores y otros aspectos típicos de la escritura en dispositivos móviles.

Encontraron que la velocidad de escritura en los dispositivos móviles está alcanzando la de los teclados físicos tradicionales. Según indican los autores, la velocidad de escritura más alta registrada en una pantalla táctil fue de un usuario que destacó con 85 palabras por minuto.

Más veloces usando dos pulgares

Más del 74 por ciento de las personas usa ambos pulgares para escribir. El estudio ha comprobado que estos les permiten escribir más rápido.

Observaron también que el mejor predictor de rendimiento de escritura está dado por el uso de uno o dos pulgares para escribir. Más del 74 por ciento de las personas escribe con ambos pulgares, y esta investigación ha comprobado que en realidad proporciona un aumento significativo de la velocidad.

“Nos sorprendió ver que los usuarios que escribían con dos pulgares lograban un promedio de 38 palabras por minuto, que es solo un 25 por ciento más lento que las velocidades de escritura que observamos en un estudio similar a gran escala de teclados físicos”, comentó la coautora del estudio Anna Feit, investigadora en ETH Zürich.

De hecho, los participantes informaron que pasaban un promedio de seis horas por día en sus dispositivos móviles, lo que seguramente les sirvió de entrenamiento para esta prueba (sin siquiera saberlo). Con un uso tan frecuente, no es de extrañar que mostraran habilidades de escritura en teclados táctiles y que incluso tuvieran dedos que los hicieran aún más eficientes.

Autocorrección y predicción de palabras

Los investigadores también encontraron que habilitar la autocorrección de palabras ofrece beneficios mucho más notorios que la predicción de palabras o la elección manual de sugerencias.

“La comprensión dada es que las técnicas como completar palabras ayudan a las personas, pero lo que descubrimos es que el tiempo dedicado a pensar en las sugerencias de palabras a menudo supera el tiempo que le llevaría escribir las letras, lo que lo hace más lento en general”, explica Sunjun Kim , investigador en la Universidad de Aalto.

En el artículo publicado en las actas de la XXI Conferencia Internacional sobre Interacción Humano-Computadora con Dispositivos y Servicios Móviles, habla de una brecha de escritura, término con el que se refieren a la diferencia entre escribir en un teclado y un teléfono inteligente.

Los autores se adelantan un poco y asoman la posibilidad de que mientras las personas se hacen menos hábiles con los teclados físicos y los métodos inteligentes para teclados, como la corrección automática y los modelos táctiles, mejoran aún más, esta brecha se cerrará aún más.

Y por último, volvemos al principio. Esta investigación también corroboró que los niños de 10 a 19 años pueden escribir alrededor de 10 palabras por minuto más rápido que las personas de 40 años.

Referencia:

How do People Type on Mobile Devices? Observations from a Study with 37,000 Volunteers. https://userinterfaces.aalto.fi/typing37k/resources/Mobile_typing_study.pdf