Desde hace algunos años, los problemas en torno al cambio climático se han vuelto más notorios. Por ello, cada vez con más frecuencia surgen nuevas iniciativas que buscan ser más conscientes de esta situación y evitar causar más daños al planeta.

Generalmente, hemos podido ser testigos de productos que buscan ser más amigables con el ambiente o de compañías que tienen iniciativas conservacionistas. Sin embargo, es posible que de la que trata esta noticia sea una de las más creativas y sorprendentes de las que hemos oído.

Después de todo, se trata del primer intento exitoso de producir carne real en el espacio. Gracias al empeño y la colaboración de muchas compañías, en la actualidad, sabemos que oficialmente es posible “reproducir” la carne animal en el espacio ¿Lo mejor de todo? Ninguna criatura en realidad es dañada en el proceso.

Los resultados del ensayo y error

Obviamente, esta es una iniciativa que ha tenido que trabajarse durante años para comenzar a recopilar los resultados. En primer lugar, se trata de un proyecto de la empresa israelí Aleph Farms, pero también ha recibido el apoyo de un par de compañías estadounidenses y de la rusa 3D Bioprinting Solutions de la cual obtuvieron la impresora en tercera dimensión que hizo todo esto posible.

No fue sino hasta hace pocas semanas que se obtuvo el primer resultado positivo a bordo de la Estación Espacial Internacional. Allí, Aleph Farms pudo comprobar que sus intentos por desarrollar carne animal en un laboratorio finalmente dieron frutos que traspasaron más fronteras de las esperadas.

La regeneración es la clave

Muestra de un pequeño tejido de carne creado a través de las céulas bovinas.

Para poder desarrollar un proyecto como este, la presencia de una bioimpresora 3D simplemente no es suficiente. De hecho, también importa mucho tener los conocimientos necesarios para entender qué células se pueden utilizar este proyecto y cómo estimularlas para que cumplan con lo que se espera de ellas.

Para este caso, Aleph Famrs trabajó con células bovinas que se mezclaron con hormonas de crecimiento, que regularmente actúan en los procesos de regeneración de tejidos. Gracias a ellas, al combinarlas con las células bovinas, estas últimas se activaban y eran colocadas capa por capa hasta formar un tejido complejo gracias a las acciones de la bioimpresora. Eso sí, los resultados encontrados en el espacio fueron en realidad más prometedores que los que se han dado acá en la Tierra ¿Por qué? Por la gravedad.

Las ventajas de la gravedad cero

En la Tierra, si planeamos hacer un proceso de reproducción de tejidos como esta, es necesario que contemos con paciencia, disposición y muchos materiales externos. Las primeras dos se deben a que habría que construir el tejido nuevo capa por capa en una sola dirección, debido a la fuerza gravitatoria.

La Estación Espacial Internacional pudo haber sido escenario del primer delito en el espacio

Por el contrario, en el espacio las células solo estarían flotando en el área central del campo de impresión y la máquina tendría la posibilidad de trabajar y componer cada ángulo al mismo tiempo. Finalmente, también serían necesarios –en el caso de realizar esto en la Tierra– varios soportes en los cuales colocar el tejido en creación. Cosa que, en el espacio, no sería necesaria debido a la falta de gravedad –que permitirá crear esta carne sin necesidad de contar con más que las células, las hormonas y la bioimpresora.

Un pequeño paso para un gran cambio

Oleg Skripochka. Cosmonauta. Conductor del esperimento espacial de “cultivo” de carne.

El primer intento exitoso de esto se dio específicamente el 26 de septiembre de este año y no ha sido sino hasta estas fechas que lo han dado a conocer al público. Esta nueva posibilidad de, literalmente, crear nuestro alimento podría traer la solución a muchos problemas climáticos de la actualidad, según la opinión de los conductores de este exitoso experimento.

¿La radiación cósmica puede alterar las funciones cerebrales humanas?

Consideran que este nuevo logro podría disminuir la necesidad de tener y mantener un verdadero ganado vacuno –lo que a la larga significará un gasto mucho menor de agua y energía. Este podría ser el primer paso en esta dirección, pero aún queda mucho por recorrer. Solo tiempo dirá si la sociedad acepta esta nueva alternativa y si en verdad es lo que se necesita para frenar el cambio climático.

Desde acá, parece un movimiento al cause correcto, pero es probable que sean necesarias otras acciones complementarias para hacer que todas –como un conjunto– logren el efecto deseado.

Referencia:

‘Slaughter-Free Meat’ Produced in Space: https://videos.space.com/m/YZD3vrPc/slaughter-free-meat-produced-in-space?list=9wzCTV4g

Más en TekCrispy