Para cualquier usuario de los equipos de Apple (iPhone, iPad, o Mac) ha sido una experiencia recurrente no poder tener en sus dispositivos todos los programas que habría querido ¿Por qué? Debido a las estrictas políticas de filtrado que ha tenido esta compañía con respecto a lo que deja ingresar a su tienda virtual: la App Store.

Desde su adolescencia, el actual programador Riley Testut estuvo esperando la oportunidad de disfrutar de los juegos de su infancia en su iPhone. Lastimosamente, esta nunca vino. Ni Apple ni Nintendo habían mostrado interés en crear alianzas en este sentido –y, de hecho, hasta la fecha todavía no lo hacen.

Por ello, Testut, como un aficionado de la programación decidió tomar el asunto directamente en sus manos. Después de todo, solo quería vivir un momento divertido con los juegos que lo acompañaron mientras crecía, y en sus capacidades vio la posibilidad de darles también esta alegría a los demás.

El inicio de todo: GBA4iOS

Riley Testut.

Antes de que Testut fuera siquiera a la universidad y comenzara a aprender a programar de forma académica, este ya había dado sus primeros y significativos pasos en este ambiente. Para poder ver los juegos de Nintendo en su iPhone, simplemente creó un emulador que en aquella época se volvió famoso: el GBA4IOS.

Con él, los usuarios del iPhone podían disfrutar de la experiencia de los juegos del Game Boy dentro de la comodidad de sus teléfonos. Un detalle como este rápidamente llamó la atención de ambos gigantes internacionales y tanto Apple como Nintendo se pusieron manos a la obra para evitar que su emulador siguiera en el mercado.

A pesar de que era gratuito –y de que aún no existe una ley que regule los emuladores, su desarrollo o uso–, era muy probable que ello se convirtiera en una larga batalla legal. Testut fue inteligente y se retiró voluntariamente del juego, lo que nadie se esperó es que fuera solo por esa partida.

GBA4IOS 2.0 – Una nueva oportunidad

En un principio, Apple logró evitar que Testut siguiera distribuyendo su emulador en la web al quitarle un certificado de desarrollo que este había obtenido para poder crear aplicaciones que fueran compatibles con los sistemas operativos iOS. Este no fue el único problema que la compañía tuvo con los certificados y hasta la fecha ha habido multiples casos en los que ha terminado revocándolos.

El excesivo control de Apple sobre la App Store ya no es tan sustentable

Por ello, Testut no vio el conseguir de nuevo uno de estos como la mejor opción para volver a poner su emulador en el mercado. Mientras buscaba una solución, se dedicó a desarrollar una versión mucho más completa y fuerte de su primer intento, GBA4IOS.

Delta cuenta con la funcionalidad y calidad de diseño que se esperaría encontrar en las grandes desarrolladoras.

Finalmente, este emulador terminó por ser bautizado como Delta. En él, al igual que en su predecesor es posible disfrutar de los juegos de GBA. Sin embargo, estos no son los únicos. De hecho, también es posible jugar en esta plataforma con juegos de NES, SNES, Game Boy Advance y Nintendo 64.

Nace AltStore y Apple no sabe qué hacer

Una vez su nuevo emulador estuvo listo, había que pensar en una forma de hacer que pudiera instalarse en los iPhone. Esta más que claro que ello sería imposible a través de la App Store tradicional, así que… ¿por qué no diseñar una que cumpliera con estas expectativas?

De este pensamiento fue que nació la AltStore. Básicamente, funciona igual que la tienda App Store, pero tiene un enfoque mucho más abierto con las aplicaciones que soporta y, por supuesto, permite el uso de emuladores –siendo Delta el primero de ellos en ofertarse en esta tienda alternativa.

Un detalle que la ha hecho destacarse es que ella no requiere de un rooteo o jailbreak del teléfono para poder utilizarla. En realidad, se vale del sistema de ID de Apple que permite a las personas desarrollar su propio código y probarlo como beta en sus dispositivos.

AltStore se instala en los dispositivos y le hace creer al sistema que es una app programada por el usuario. De este modo, no afecta los demás procesos y mantiene al teléfono dentro de la protección de la compañía.

Hasta ahora ni Nintendo ni Apple se han pronunciado con respecto a este nuevo intento de Testut de llevar un poco de la vibra vintage a los usuarios de iPhone. Sin embargo, esta vez está claro que les costará mucho más dejarlo fuera del mercado. Después de todo, eliminar AltStore podría significar acabar con los privilegios de programación particular a través del Apple ID y ello, podría ser para Apple un movimiento mucho más dañino que solo aprender a coexistir con esta versión alternativa, vintage y más relajada de sí mismo.

Más en TekCrispy