Un momento triste para los fans más acérrimos de Nintendo se dio el pasado 2 de octubre al darse a conocer la noticia del fallecimiento de John Kirby.

Tras padecer del síndrome mielodisplásico por varios años (MDS en sus siglas en inglés), Kirby falleció a los 79 años de edad rodeado de sus familiares y cercanos, según el obituario de Legacy.com.

El reconocido abogado estadounidense tiene un lugar inesperadamente icónico en el mundo de los videojuegos, al haber sido la fuente de inspiración del personaje Kirby de Nintendo.

Esto se debe a que Kirby fue el artifice fundamental de la defensa de Nintendo en el caso de la demanda de 1982 de Universal Studios a la casa de videojuegos por el supuesto plagio de King Kong en el personaje Donkey Kong. El caso fue recopilado por el portal Gizmodo.

Utilizando un estilo muy inquisitivo, John Kirby hizo la referencia de que “King Kong” era un calificativo que los japoneses acostumbran a dar a simios de gran tamaño y que bien podrían haberlo utilizado en este caso, pero decidieron darle su propia identidad.

Drama histórico de Tom Hanks, ‘News of the World’ obtiene fecha de lanzamiento

Además de que Universal había sido muy torpe con el manejo de sus licencias y terminaron sentando un precedente importante sobre la manera en la que deben cuidarse las propiedades intelectuales.

Nintendo obtendría la victoria legal (una de muchas) y recompensaría a Kirby no solo con un velero llamado Donkey Kong (así como el derecho legal a llamar Donkey Kong a cualquier bote que quisiera) sino que le rendiría tributo con un personaje a su nombre.

Kirby también tuvo una carrera relevante en otros ámbitos, al haber sido un abogado dedicado a romper con las cadenas de la segregación racial a mediados de los años 60.

Sus pesquisas develaron las prácticas que las autoridades de los estados del sur empleaban para discriminar a la población afroamericana en el área educativa, sirviendo para darle mayor impulso al movimiento de los derechos civiles en Estados Unidos.

John Kirby deja un legado positivo que trasciende al mundo de los videojuegos, y los efectos de su trabajo persisten hasta hoy, con el modo en que la propiedad intelectual debe manejarse.

Más en TekCrispy