Alrededor del 80 por ciento de los diagnosticados con la enfermedad son tienen más de 60 años.

Podemos definir familia como un grupo de personas ascendientes y descendientes con parentesco sanguíneo y legal, según las relaciones de sus integrantes. Por supuesto, hay definiciones mucho más emotivas, y como bien sabemos, las emociones pueden derivar en conflictos, y ambos términos están bien presentes dentro de una familia.

Sí, los problemas familiares son más comunes de lo que nos gustaría, y las causas son sumamente diversas. Pero en esta oportunidad, nos centraremos en los derivados del cuidado de un ser querido en la recta final de su vida.

Una investigación de la Universidad de Missouri ha abordado este tema y partiendo de varias encuestas aplicadas a cuidadores de familiares, propone algunas ideas para manejar mejor los conflictos típicos de este tipo de situaciones.

La autonomía es la principal causa de los problemas

La autonomía resaltó entre las causas de conflictos familiares derivados del cuidado de un ser querido, y ha sido catalogada como “una carga” que se aligera cuando la persona cuidada deja de aferrarse a ella.

Jacquelyn Benson, profesora asistente de desarrollo humano y ciencias de la familia de la Universidad de Missouri, y sus colegas analizaron los datos proporcionados por cuidadores familiares en una serie de entrevistas con el fin de estudiar la forma en que estos abordaban los conflictos derivados del cuidado de un ser querido.

Encontraron que la causa más frecuente de conflicto era la autonomía. La cultura popular muchas veces retrata personajes de tercera edad muy tercos o con muchas ganas de mantenerse activos e independientes. Y aunque en efecto muchos pueden, hay situaciones en las que simplemente es necesario que reciban el apoyo de alguien más.

Pues bien, Benson descubrió que en las relaciones entre cuidadores y persona cuidada había luchas frecuentes sobre quién tenía el control. Por ejemplo, uno de los cuidadores entrevistados señaló que le afectaba la insistencia de su padre en permanecer independiente y que ello suponía “una carga”. Explicó que cuando su padre por fin cedió y dejó de luchas por su autonomía, dicha carga disminuyó.

Por otro lado, está la opinión y el apoyo de otros familiares. Otro ejemplo que citaron los autores fue el de un cuidador que estaba a cargo de su cónyuge, que sintió que los hermanos de su pareja no asumían la realidad del estado de salud y los altos niveles de cuidado que este requería, lo cual generó tensión en la toma de decisiones sobre su cuidado.

Comunicación, apoyo formal y autocuidado emocional

Benson confirmó que la autonomía es uno de los aspectos más resaltantes en estos problemas, y aprovechó su estudio para brindar una serie de recomendaciones para abordar los conflictos familiares derivados de esta: comunicación, el apoyo formal y el autocuidado emocional.

El amor entre los padres puede hacer que los niños sigan en la escuela

Y aunque suene tentador, evitar los conflictos por completo es un objetivo poco realista dada la naturaleza humana. En su lugar, sugiere que los cuidadores conversen con el personal de hospicio, el cual cuenta con capacitación y experiencia en el abordaje de este tipo de problemas. De este modo, estos podrían orientarles sobre cómo mejorar su experiencia como cuidadores al escuchar sus necesidades y preocupaciones con la persona que están cuidando y con otros miembros de la familia.

De hecho, el personal de cuidados paliativos y las enfermeras de ciertos recintos de salud pueden no necesariamente presenciar un conflicto familiar derivado de estas u otras causas, sin embargo, pueden detectar reacciones de los cuidadores como resultado de la existencia de estos. Estas situaciones pueden aprovecharse para mejorar la comunicación e intercambiar palabras que puedan minimizar la angustia psicológica en los cuidadores y quizás hacer el problema más llevadero.

Tal como indica Benson, “el conflicto es estresante, sin embargo, también es necesario y puede conducir a un cambio positivo“. Estos resultados pueden mejorar el interés en este tema tan delicado e inspirar nuevas ideas sobre la forma de abordar los conflictos familiares cuando se trata de la toma de decisiones al final de la vida.

Referencia:

Tension around autonomy increases family conflict at end of life. https://news.missouri.edu/2019/tension-around-autonomy-increases-family-conflict-at-end-of-life/

Accounts of family conflict in home care: the central role of autonomy for informal caregiver resilience. https://journals.sagepub.com/doi/full/10.1177/1074840719828091

Más en TekCrispy