Insight, la sonda instalada en Marte en 2018, con el fin de capturar imágenes del planeta rojo y estudiar otros fenómenos, logró registrar el primer sonido de un sismo en abril, sin embargo esto fue solo el inicio, porque hasta ahora ha detectado cerca de 21 temblores según un nuevo reporte de la NASA.

De acuerdo con el informe oficial de la NASA, la sonda Insight escuchó un sonido muy “peculiar” esta vez en Marte, que no se asemeja a los detectados anteriormente en el planeta Rojo. Asegurando que estos últimos son sonidos más semejantes a un temblor, mientras que los anteriores fueron mucho más “ambiguos”.

La sonda InSight instaló un sensible sismómetro llamado Experimento Sísmico para Estructura Interior (SEIS) en la superficie marciana en diciembre de 2018 con el fin de analizar en detalle la superficie del planeta, debido a que Marte no cuenta con placas tectónicas, muchos especulan que se tratan de meteoritos, atracción gravitacional aunque estos resultados son mucho más precisos.

La agencia espacial explica que los sonidos telúricos identificados como “Marsquakes”, buscan estudiar las ondas sísmicas en el planeta Rojo:

SEIS fue diseñado para escuchar marsquakes. Los científicos quieren estudiar cómo las ondas sísmicas de estos terremotos se mueven por el interior del planeta, revelando la profunda estructura interna de Marte por primera vez.

Los sismos más representativos identificados por SEIS se produjeron el pasado 22 de mayo de 2019 (el día marciano 173º también conocido como sol, de la misión). Mientras que el segundo se identificó como 235 y se produjo el 25 de julio de 2019.

Muy por debajo del rango de audición humana, estas sonificaciones de SEIS tuvieron que acelerarse y procesarse ligeramente para ser audibles a través de auriculares. Ambos fueron grabados por los “sensores de banda muy amplia” en SEIS.

Debido a que ambos “sonidos telúricos” son realmente sutiles al oído, la NASA afirma que el Quake 235 presenta un sonido más grave al final, sugiriendo que la corteza marciana es como una mezcla de la corteza terrestre y la luna.

El primer sonido detectado por la sonda marciana, ocurrió en abril de 2019, en este lo lograron pueden apreciar 3 sonidos diferentes: el viento marciano, el presunto sismo y el brazo robótico de InSight. Los investigadores aseguran que, por el tipo de vibración, el sonido sería indetectable por nuestro oído, por lo que la grabación se aceleró a un factor de 60 para escucharla.