El herpes es uno de los virus más esparcidos en todo el mundo. Se conocen dos cepas populares, VHS-1, relacionada con el herpes labial, y VHS-2, relacionada con el herpes genital, aunque desde hace varios años se maneja que estas pueden ocasionar una u otra enfermedad indistintamente.

El hecho es que una vez que el virus ingresa en el organismo, produce ampollas muy dolorosas dependiendo del área afectada. Estas desaparecen espontáneamente luego de varios días, sin embargo, antes de que aparezcan e incluso cuando ya casi no se ven, el virus puede continuar latente y el contacto con otras personas en dicho período puede suponer su contagio.

Lo que más preocupa a los afectados es que, como ocurre con la gripe, los brotes pueden volver a ocurrir varias veces a lo largo de su vida puesto que el virus no sale del organismo. Además, tal como indica la Organización Mundial de la Salud, la infección con el virus del herpes en el área genital aumenta el riesgo de contagio de VIH.

Desde hace varios años, la ciencia ha puesto sus esfuerzos en buscar una vacuna contra el virus, pero los avances no habían sido tan significativos. Pero ahora parece haber una esperanza para la prevención del contagio, una nueva vacuna que ha arrojado resultados positivos como medida de protección específica contra el herpes genital en ensayos realizados con animales.

Según los autores del estudio publicado en Science Inmunology, la aplicación de las vacunas en condujo a una “inmunidad principalmente esterilizante“, el tipo más fuerte de inmunidad contra el virus.

Inmunidad esterilizante en ratones y cobayas

Los investigadores aplicaron la vacuna a 64 ratones que luego fueron expuestos al herpes genital. Luego de 28 días, encontraron que 63 de los ratones en cuestión presentaban inmunidad esterilizante, lo que quiere decir que no había rastros de infección o enfermedad por herpes después de haber sido expuestos a la enfermedad. Por su parte, el ratón restante desarrollo una infección latente sin ninguna enfermedad genital previa.

El experimento fue aplicado también con 10 cobayas, que curiosamente responden a la infección por herpes de una manera similar a los seres humanos. Como se hizo con los ratones, se les administró la vacuna y luego se expusieron al virus.

El resultado fue también exitoso: ninguno de estos pequeños animales desarrolló lesiones genitales. Solo dos de ellos mostraron signos de infección, pero se comprobó que esta no era contagiosa.

¿Cómo funciona la vacuna contra el herpes genital?

Los investigadores aplicaron enfoques similares a los del cáncer e inmunoterapias, y elaboraron esta vacuna con ARN mensajero específico (ARNm), el cual tiene la capacidad de crear las proteínas necesarias para una respuesta inmune fuerte.

Según indican en su artículo, la vacuna estimula tres tipos de anticuerpos: uno de ellos impide que el virus del herpes ingrese a las células y las infecte, mientras que los otros dos se encargan de que el virus no desactive las funciones protectoras del sistema inmunitario innato en el individuo.

Esto en particular difiere de otros modelos de vacunas contra el herpes. Estas por lo general se basaban en bloquear la entrada del virus así como atacarlo.
Harvey Friedman, profesor de enfermedades infecciosas en la Universidad de Pensilvania, expresó su emoción por el efecto inmunizante sustancial de la vacuna, y tiene altas expectativas en que estos resultados puedan obntenerse también en los seres humanos.

“Junto con los síntomas físicos, HSV-2 tiene un costo emocional. Las personas se preocupan por la transmisión de la enfermedad, y ciertamente puede tener un efecto negativo en las relaciones íntimas”.

El herpes genital es la enfermedad de transmisión sexual más común, y es muy difícil de detectar el momento en que el virus se activa y contagia a otros. La importancia radica en la posibilidad de detener su contagio, y la posibilidad de brindar mayor tranquilidad a las personas ya infectadas.

Referencia:

Nucleoside-modified mRNA encoding HSV-2 glycoproteins C, D, and E prevents clinical and subclinical genital herpes. https://immunology.sciencemag.org/content/4/39/eaaw7083