Si bien Sam Mendes (‘Skyfall’) se encuentra dirigiendo la producción que busca realzar el pico de la Primera Guerra Mundial, Roger Deakins, uno de los mejores cinematógrafos de todos los tiempos, se encuentra detrás de la cámara, y eso, amigos, es un detalle que hace de esta cinta una aún más interesante.

Y, si a eso le sumamos que ya ha sido confirmado que Deakins hace uso de su talento para hacernos creer que la película ha sido grabada en un sola toma, debemos aplaudir las intenciones de esta dupla. ‘1917’, que muestra a George MacKay y Dean-Charles Chapman como los jóvenes protagonistas de esta historia, es una historia bastante simple pero impactante.

Sigue a dos soldados que tienen la ardua tarea de cruzar las líneas hasta llegar al territorio enemigo para así entregarles noticias vitales, tan vital que debemos ser entregadas a mano. Sin embargo, Mendes quiso llevar esta simple historia a otro nivel, al hacernos sentir en tiempo real y “en un solo disparo” lo que estaba ocurriendo en el set de grabación.

“Fue fundamentalmente una elección emocional”, aseguró el director a Vanity Fair, “quería viajar cada paso con estos hombres, respirar cada respiración con ellos. Necesitaba ser visceral e inmersivo. Lo que se les pide que hagan es casi imposiblemente difícil. La forma en que se hace la película está diseñada para acercarte lo más posible a esa experiencia”.

Asimismo, aunque Mendes admite que su decisión se debió a la necesidad de hacernos sumergir en la trama, Deakins explicó que, como la producción se llevó a cabo en el Reino Unido, el tema de la iluminación de las distintas tomas fue complicado, pero definitivamente no imposible. Por lo mismo, decidieron organizarse para grabar justo cuando lo fuera necesario, es decir, que si el sol se escondía, era el momento de decir acción, pero, si las nubes decían adiós, era el momento de parar.

“Cada ubicación tenía que tener exactamente la longitud correcta para la escena. Tuvimos que caminar cada paso que tomarían los personajes mucho antes de diseñar los sets y construirlos. Nunca he ensayado una película durante tanto tiempo o con tanto detalle”.

El trabajo para dar en el clavo con esta ejecución fue tan preciso que existieron dos guiones: uno con el diálogo y los puntos de la trama, y otro que contaba con los detalles y movimientos precisos que debía hacer la cámara. Y, de acuerdo con muchos, esto es una hazaña que solo se había intentado para la ganadora del Óscar como Mejor Película en el 2015, de Alejandro González Iñárritu, ‘Birdman’, pero el detalle de esto es que esa producción fue grabada en un teatro, ‘1917’ no.

Quizás parezca imposible que todas estas técnicas sean un éxito, pero para los que creemos en el séptimo arte, esto es cuestión de fe. ‘1917’ se estrena el 25 de diciembre en algunas salas limitadas, y, para todo el mundo, el 10 de enero de 2020.