Cuando tenemos un nuevo computador o instalación de Windows, todo es risas y diversión hasta que al cabo de un tiempo se convierte en una pesadilla. Windows suele deteriorarse tras el uso continuo y aunque hagamos algunas tareas de mantenimiento, la ralentización parece ser inevitable al igual que solución a través de la reinstalación. No obstante, en Windows 10 nos han ahorrado el trabajo de formatear el equipo, incorporando la restauración de valores de fábrica.

Esta opción no ha sido muy comentada y resulta sumamente útil para cualquiera que desee una solución segura, rápida y que no ponga en riesgo tus documentos. Aquí te enseñamos la forma de usarla.

Restaura Windows fácilmente

Windows 10 ha incorporado una serie de servicios y funciones sumamente útiles para los usuarios, sobre todo en la parte de rendimiento. Considerando que la reinstalación de Windows es un asunto bastante cotidiano a fin de recuperar el rendimiento del sistema, se ha desarrollado la posibilidad de restaurar los valores de fábricas tal y como si se tratara de un smartphone. Lo mejor de este proceso, es que podrás recuperar el rendimiento de tu Windows sin perder tus archivos.

Para ejecutar el proceso de restauración, dirígete al menú inicio y de inmediato haz click en el icono del engranaje que representa la opción “Configuración.

Esto abrirá una ventana con todas las áreas para configurar, nos interesa en este caso “Actualización y seguridad”.

Una vez ahí, dirígete a la opción “Recuperación” y ahí verás la sección orientada a restablecer el equipo acompañada del botón “Comenzar”.

Haz click en el botón y de inmediato el sistema preguntará si quieres conservar tus archivos o quitar todo. Elige la opción que más se ajuste a tus necesidades, sin embargo, lo más recomendable es conservar siempre tus documentos. El sistema preparará el proceso y te mostrará los programas que se verán afectados por la restauración, destacando que todo aquel software que no sea nativo será eliminado.

Al completar este paso, se mostrará un resumen del proceso y solo tendrás que hacer click en el botón “Restablecer”. El equipo se reiniciará un par de veces durante el proceso y al finalizar contarás con rendimiento que buscabas en tu equipo y todos tus archivos.