Desde que la popular red social, Facebook, adquirió la compañía desarrolladora de lentes de realidad virtual, Oculus VR, en 2014, no han parado de crear nuevos gears diseñados para entretener a su audiencia. Recientemente, dieron a conocer su versión más avanzada con el Oculus Rift. Este permite su utilización para interactuar con videojuegos de realidad virtual de alto desempeño.

A pesar de sus ventajas, este modelo tiende a ser un poco costoso, por lo que la red social se dio a la tarea de crear una versión más asequible para su público. Por ello, nació el hermano menor Quest –un poco menos avanzado que el Rift, pero con un precio más módico.

De entre ambos, a pesar de que el primero tiene más funciones, ha sido el Quest el que con el paso del tiempo ha ganado más popularidad. Por este motivo, ahora Facebook ha acogido la misión de hacer mejoras a este equipo de forma que sea incluso más atractivo para los clientes.

Una respuesta natural a la gran popularidad del Quest

Como ya lo sabemos, el Oculus Quest se ha vuelto uno de los modelos más populares de cascos de realidad virtual que Facebook ha sacado en los últimos años. Aunque para un futuro todavía lejano esta compañía tiene otros proyectos, la verdad es que han demostrado tener gran empeño en hacer funcionar este que ya tienen en marcha.

Por ello, tienen la intensión de hacer que el Oculus Quest llegue a tener el mismo nivel y calidad que su predecesor el Rift. Con esto en mente, han desarrollado un modo sencillo de aumentar las capacidades de procesamiento del Quest sin tener que crear un nuevo modelo. El nombre por el cual han dado a conocer esta nueva creación es Oculus Link, y se espera que llegué al mercado en el próximo noviembre.

Facebook entrenará con videos policiales a su IA para identificar actos violentos

¿Qué se necesita para poder activar el Oculus Link?

Básicamente, el Oculus Link se trata de una nueva función que puede descargarse en los Quets como una actualización del sistema. Gracias a ella, al conectar el dispositivo a través de un cable USB a una computadora, entonces es posible aumentar el rango de juegos que este gear soporta. De hecho, se podrán incluso jugar piezas que antes estuvieron reservadas solo para el más avanzado Rift.

Con un mecanismo como este, el valor de la jugabilidad del Quets aumenta exponencialmente. Sin embargo, también llega una desventaja que se creía superada.

Después de todo, los más recientes Oculus se destacaron por ser unos de los primeros equipos de realidad virtual que no dependían de ningún otro componente eterno (teléfonos, computadoras, etc). Pero ahora, la función Link vuelve a traer los cables conectores al juego y la necesidad de contar con un ordenador lo suficientemente potente para manejar el procesamiento de los juegos de realidad virtual.

Quest se abre paso a un nuevo universo de videojuegos

Hasta ahora, solo es posible especular sobre las ventajas y desventajas que pueda tener la implementación del Oculus Link. Sin embargo, ya se han confirmado detalles que podrían hacer que la pérdida de movilidad, sea compensada con todo un nuevo universo de juegos.

En un comunicado, Facebook dio a conocer que el Link haría que el Quest pudiera soportar absulutamente todos los juegos pensados para el Rift. Incluso aquellos que no han sido desarrollados por la propia compañía sino también los que pueden conseguirse en Steam VR –la plataforma de videojuegos de uno de sus rivales, Valve. ¿Será este solo un paso en falso o habrá valido la pena el esfuerzo? Dentro de unos meses lo sabremos.

Más en TekCrispy