El evento de Amazon había levantado una gran cantidad de expectativas antes de su desarrollo. Después de todo, cada año este gigante del mercado ha sabido extenderse cada vez más y romper sus fronteras.

Para esta oportunidad, ha sido capaz de estar a la altura de sus expectativas y les ha dado a los usuarios una nueva cantidad de elementos con los que interactuar. En este evento, lo que se presentó a los clientes fueron los nuevos dispositivos desarrollados por Amazon.

Esta diferenciación es importante ya que la compañía también se ha destacado por la creación y desarrollo de aplicaciones, así como la incursión en las ventas y el manejo de muchos mercados. Pero, en este caso, el foco de interés no estuvo en estas iniciativas sino en los dispositivos propios desarrollados por la compañía.

Alexa cruza las fronteras

Para esta oportunidad, Amazon dio a conocer una extensa y variada serie de nuevos elementos. Entre ellos, podemos nombrar los altavoces, los lentes y los audífonos, la luz de noche para niños, los anillos (Ring y Loop), el horno, el Gear GM para autos, la pantalla reproductora de última tecnología e incluso el rastreador de perros.

Con una lista tan disonante como esta, podríamos creer que lo único que tienen todos estos dispositivos inteligentes en común en la marca. Sin embargo, la verdad existe otro pequeño detalle que los mantiene a todos unidos, la asistente virtual de Amazon, Alexa.

Ya todos sabemos que Amazon la diseñó como su propia versión de otros asistentes del mercado como Siri y Google Assitant. Siendo de estos dos, la primera la más claramente reconocida.

La meta de Amazon es hacer a Alexa tan conocida como Siri e incluso más. Pero, esto no se trata de una tarea fácil. Para lograr un cometido como este, es necesario que Alexa cuente con un ecosistema en el crecer y demostrar todas sus capacidades. Por suerte, con los últimos anuncios ya podemos ver que Amazon se ha puesto manos a la obra con ello.

Ahora, Alexa no solo se ha extendido a lo largo de los productos de Amazon, sino también alrededor del mundo. De hecho, la compañía parece estar muy interesada en el mercado emergente de la India, ya que se trata de un espacio con más del doble de habitantes que los Estados Unidos y que está dispuesto a acoger a las nuevas tecnologías.

Un nuevo mundo de IoT se crea frente a nuestros ojos

Al hablar de un ecosistema en el que Alexa pueda desarrollarse, necesariamente estamos mencionando los procesos de conectividad. Ya sea a través de Wi-Fi o Bluetooth, la verdad es que ya existen muchas alternativas desarrolladas en el mercado.

Entonces, ¿por qué Amazon se tomaría la molestia de comenzar de cero uno propio? Por dos razones simples que tienen que ver con la competencia. En primer lugar, no tener una red propia a la larga podría resultar en pagos extra por el uso de un sistema de conectividad externo que pueden afectar los costos de la empresa o los verdaderos precios que los usuarios tendrían que pagar por usar los equipos de Amazon. Este último caso, muchas veces los llevaría a reflexionar sobre si de verdad desean tener un equipo de esta marca, si pueden pagar menos por uno de la red de conectividad y tener el mismo servicio.

Amazon y La Universidad de Howard se unen para diversificar la industria del entretenimiento

La segunda razón tiene que ver con este mismo problema de conectividad. Hasta la fecha, Samsung y Apple son los reyes del IoT (Internet of Things) con Google siguiéndoles el paso muy de cerca. ¿Qué han hecho ellos? Desarrollar equipos que puedan comunicarse entre sí y que puedan ser gestionados desde una sola fuente que, para el caso de Amazon, será Alexa.

Alexa nunca parará de aprender

Entonces, si no son capaces de crear su propio ecosistema, será prácticamente imposible que los equipos se comuniquen y la experiencia del usuario no será tan buena como podría. Pero, si ya existen versiones funcionales de IoT en otras compañías, ¿por qué los usuarios querrían cambiar?

Fácil, por una opción que Amazon ofrece en un grado mucho mayor al de sus competidores: la personalización. Gracias a esto, todos los usuarios –incluso los que no son expertos en programación– pueden hacer que Alexa aprenda nuevas funciones y se relacione con nuevos dispositivos. A la larga esto ayuda a la compañía a recolectar información para continuar sumando funciones a las más de 100.000 existente de Alexa y, también, hace que el usuario pueda aprovechar al máximo al asistente virtual y tener una mejor experiencia de uso.

En tu casa, en tu trabajo, en tu auto y en ti – Alexa estará en todos lados

Como hemos visto, los equipos de Amazon no se reducen solo a aquellos de uso individual y cotidiano. En la actualidad, se pueden encontrar gadgets destinados a ser utilizados en variadas áreas: el hogar (cocina, lavado, seguridad…), la familia (controles parentales, rastreo de mascotas, facilitación de rutinas…) y el trabajo (viajes en auto, asistencia en procesos…).

Todo ello, a partir de productos desarrollados por la compañía. Sin embargo, Amazon ha sabido ver incluso más allá de sus propios desarrolladores y tiene la intención de colocar a Alexa en todos los espacios posibles.

Por este motivo, ya en la actualidad existen más de 85.000 mil equipos de diversas compañías de productos y servicios que son compatibles con este asistente virtual. Ahora, en un comunicado, han revelado que pronto también harán alianzas con empresas como: Crock-Pot, LG, GE Appliances, Hamilton Beach, Instant Pot, June Oven, Whirlpool, Home y Nexx, IKEA, Legrand, Lutron, Schellenberg, Somfy, P&G, Dyson, Mr. Christmas y Traeger –solo por mencionar algunas.

Gracias a esto, no será raro que dentro de muy poco Alexa pueda estar presente en prácticamente cualquier ámbito de la vida cotidiana de una persona. ¿Logrará ser como Siri? Solo el tiempo lo dirá. Hasta ahora solo se ha visto como una curiosidad, una excepción; pero, a la larga pordría ser la regla.

Más en TekCrispy