Desde hace muchos años se sabe que las mujeres y niños de las zonas rurales de Bangladesh se encuentran peligrosamente expuestos al plomo, un elemento sumamente tóxico, y esto ha sido corroborado por medio de exámenes de sangre que demuestran que hasta la mitad de todos los residentes tienen elevados niveles de dicho metal.

Y desde 2014, los investigadores de la Universidad de Stanford han mostrado interés en esta situación preocupante, intentando descubrir la causa. Ahora la respuesta parece residir en la cúrcuma, la cual contiene un pigmento amarillo utilizado para mejorar el color de este colorante tan empleado en la cocina.

Los investigadores analizaron muestras de suelo de la región y llevaron a cabo varias entrevistas a los agricultores y fabricantes de especias locales, y el resultado fue realmente alarmante: el contenido de plomo en la cúrcuma de Bangladesh excede los límites establecidos por los organismos de salud nacionales en hasta 500 veces.

El plomo en la cúrcuma, un ingrediente fijo en la alimentación en Bangladesh

La cúrcuma es una especia oriental muy valorada por sus propiedades antioxidantes, antimicrobianas y antiinflamatorias. Además, es un ingrediente casi esencial en la comida, que suele usarse para aportarle color al curry.

Bangladesh, Aldea, Mercado
Los investigadores visitaron los nueve principales distritos productores de cúrcuma en Bangladesh y dos que la producían pero en menor cantidad, hicieron entrevistas a los habitantes y analizaron muestras de sangre, del pigmento y del suelo para determinar la presencia de plomo.

En Bangladesh se le encuentra en todos lados, y es un ingrediente prácticamente infaltable en los alimentos que sus habitantes ingieren todos los días. Sin embargo, esta amplia presencia no ha supuesto estudios muy profundos sobre su composición, ni mucho menos como fuente de exposición al plomo.

El equipo visitó los nueve distritos principales de producción de cúrcuma en Bangladesh, así como dos distritos que también la producen pero en menor cantidad. En cada visita, lo investigadores contactaron a personas que que producen, consumen y regulan la cúrcuma, habiendo logrado un total de 154 conversaciones. Así también, tomaron muestras de cúrcuma, pigmentos, polvo y tierra de los mercados mayoristas y minoristas que fueron analizados posteriormente.

Encontraron cúrcuma contaminada con pigmento amarillo a base de plomo en siete de los nueve distritos principales. Las muestras tomadas tenían evidencia de contaminación con isótopos del plomo, que resultaron ser los mismos isótopos de plomo encontrados en los resultados de los análisis de sangre realizados a las personas.

Los efectos del plomo en los humanos

El plomo, en cualquier cantidad, es tóxico para los seres humanos, y es especialmente peligroso para el funcionamiento del cerebro, interfiriendo con el desarrollo intectual normal, sobre todo en los niños.

De hecho, una investigación abordada por el mismo equipo de la Universidad de Standford el año pasado reveló que entre 430 mujeres embarazadas en zonas rurales de Bangladesh, más del 30 por ciento tenía niveles elevados de plomo en la sangre.

Si tuviera niños o mujeres embarazadas en los Estados Unidos con estos niveles, habría un alboroto“, dijo el investigador de Stanford Stephen Luby en ese momento.
Para Jenna Forsyth, una investigadora de salud infantil en países de bajos ingresos, se trata de un hallazgo impactante:

“Entramos en este pensamiento de que tal vez hay fuentes de plomo en el medio ambiente. Tal vez sea el suelo o el agua. Tal vez de tuberías soldadas con plomo. Cuando ves que en realidad se está agregando plomo a la comida. Se agrega directamente a algo que se consume. Eso fue impactante”.

Ahora bien, por el momento no hay evidencia de que esta cúrcuma llena de plomo llegue a consumidores que se encuentren fuera de Bangladesh, por lo que no hay que colapsar de pánico. Pero no está de más recordar que el mundo comparte recursos, y que ya en 2011 más de una docena de marcas de cúrcuma que se exportaban fuera de Bangladesh e India, se retiraron del mercado por su elevado contenido del metal pesado.

Recomendamos una intervención inmediata que involucre a los productores y consumidores de cúrcuma para abordar esta crisis de salud pública y garantizar un futuro con cúrcuma libre de plomo“, concluyen los autores, y con muy buenas razones.

Referencia:

Turmeric means “yellow” in Bengali: Lead chromate pigments added to turmeric threaten public health across Bangladesh. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0013935119305195?via%3Dihub