Auanema sp., una especie de nematodo extremófila encontrada en Mono Lake. Crédito: Caltech.

El lago Mono, conocido también por su nombre en inglés Mono Lake, es un gran lago estadounidense de poca profundidad ubicado en el condado de Mono, en el estado de California.

Mono Lake se formó hace al menos 760,000 años y no tiene salida al mar, por lo que sus sales se acumulan y hace sus aguas extremadamente saladas y con un elevado nivel de alcalinidad. Además, también posee concentraciones altas de arsénico, un elemento bastante tóxico.

Ahora bien, estas características no lo hacen el ecosistema más amigable para una amplia biodiversidad, y hasta ahora los animales más representativos de la zona son los crustáceos del género artemia y la mosca alcalina, que conforman un hábitat ideal para la anidación de millones de aves migratorias.

También podemos mencionar algas y un tipo específico de bacteria (GFAJ-1) de la clase Gammaproteobacteria que prospera gracias al elevado contenido de arsénico de la aguas del lago.

Ocho especies diferentes de nematodos que se encuentran en y alrededor de Mono Lake. Crédito: Caltech.

Sin embargo, una nueva investigación dirigida por profesionales del Instituto de Tecnología de California ha revelado la existencia de formas de vida adicionales a las mencionadas en la zona. Se trata de ocho especies de gusanos microscópicos que prosperan en estas aguas y sus alrededores, uno de los cuales es un tipo totalmente nuevo.

Un nematodo con tres sexos

Estudios previos habían encontrado ya dos especies de nematodos en el Mono Lake, por lo que quizás el hallazgo de estas ocho especies no sea algo demasiado sorprendente para la comunidad científica. Recordemos que los gusanos son una forma de vida bastante versátil y la más abundante en el planeta, e incluso las condiciones hostiles del lado podrían servirles de hogar.

Lo resaltante del hallazgo no se limita únicamente a que existan gusanos que se alimenten de arsénico, sino que una de las especies recién descubiertas no tiene uno ni dos, sino tres sexos diferentes según informan los autores. Por el momento, la han llamado Auanema sp. y puede sobrevivir dosis de arsénico 500 veces más de lo que posible para los humanos.

Las especies de nematodos por lo general pueden ser hermafroditas y machos. Pero en el caso de Auanema sp., hay un tercer sexo que es el femenino, además de otras características sexuales inusuales. Y es que también se diferencia de otros nematodos similares en que en lugar de poner huevos, da a luz a sus crías vivas, lo cual lo hace único entre los de su tipo.

Una criatura extrema en un lago extremo

Los investigadores creen que el hecho de que esta criatura posea características tan poco usuales dentro de un lugar tan poco usual no es para nada un coincidencia, y una cosa está relacionada con la otra. Para ellos, precisamente estas características que hacen a Auanema sp. son las que permiten que sobrevivan en las aguas salada y alcalinas del Mono Lake.

Lago, Reflexión, Lago Mono, Nubes, Naturaleza, Paisaje
El lago Mono no tiene salidas de agua, por lo que la sal se acumula. Junto con su elevada alcalinidad y concentración de arsénico, se crean condiciones extremas para el desarrollo normal de la vida.

De hecho, en este estudio compararon las nuevas especies de nematodos encontradas en el lado con otras del mismo género y hubo una alta similitud en lo que respecta a la resistencia al arsénico, la cual era igualmente alta entre dos especies hermanas. Sin embargo, ninguna de estas era típica de ambientes con tan altas concentraciones de arsénico como el lago, así que no podía ser que este fuera el causante de dicha resistencia.

“Las especies de Auanema anteriores se aislaron de suelos ricos y estiércol, que pueden contener altas concentraciones de fosfato. Dado que la absorción de arsénico ocurre accidentalmente a través de transportadores de fosfato, es concebible que la adaptación a altos niveles de fosfato en el medio ambiente también pueda conducir a una mayor resistencia al arsénico”.

Dicho de una manera sencilla, estos fascinantes organismos pudieron haber estado preadaptados para vivir como extremófilos, y es precisamente por ello que han parado en lugares como Mono Lake. Tal como indica Pei-Yin Shih, autor principal de la investigación:

“Los extremófilos nos pueden enseñar mucho sobre estrategias innovadoras para lidiar con el estrés. Nuestro estudio muestra que todavía tenemos mucho que aprender acerca de cómo estos animales de 1,000 células han dominado la supervivencia en ambientes extremos”.

Los nematodos son los animales más abundantes en la Tierra. Por cada ser humano, existen alrededor de 57 mil millones de nematodos, por lo que no puede considerárseles oportunistas. De hecho, es posible que incluso si nuestro planeta se vuelve inhóspito para muchas especies, los nematodos sigan existiendo.

Referencia:

Newly Identified Nematodes from Mono Lake Exhibit Extreme Arsenic Resistance. https://www.cell.com/current-biology/fulltext/S0960-9822(19)31040-1?_returnURL=https%3A%2F%2Flinkinghub.elsevier.com%2Fretrieve%2Fpii%2FS0960982219310401%3Fshowall%3Dtrue#secsectitle0060

Otherworldly Worms with Three Sexes Discovered in Mono Lake. https://www.caltech.edu/about/news/otherworldly-worms-three-sexes-discovered-mono-lake