El maltrato infantil, entendido como cualquier forma de abuso y negligencia física, sexual o emocional, es un problema global de salud pública que, además de vulnerar los derechos humanos y la moral, se asocia con una carga sustancial de salud mental.

En apoyo a esa premisa, los resultados de un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Birmingham, demuestran que los niños que han sufrido maltrato infantil tienen más del doble de probabilidades de desarrollar enfermedades mentales graves, como psicosis, esquizofrenia o trastorno bipolar.

Asociación evaluada

A fin de evaluar la asociación entre el maltrato infantil y el desarrollo de enfermedades mentales, el equipo de investigación utilizó un conjunto de datos de individuos registrados en The Health Improvement Network, una gran base de datos europea de registros de salud electrónicos totalmente anónimos.

Se cree que el maltrato infantil afecta a uno de cada tres niños en todo el mundo.

El equipo analizó los registros de 217.758 pacientes menores de 18 años que habían, o se sospechaba, experimentado maltrato infantil o problemas relacionados, y luego los compararon con los registros de 423.410 pacientes sin registros de abuso infantil.

El análisis reveló que los pacientes con registro de maltrato infantil tenían más del doble de probabilidades de desarrollar enfermedades mentales graves, como psicosis, esquizofrenia y trastorno bipolar, en comparación con aquellos que no presentaron registro de maltrato en la infancia.

Adicionalmente, los investigadores encontraron que los niños maltratados tenían más del doble de probabilidades de desarrollar alguna forma de enfermedad mental, como depresión o ansiedad.

Detección ineficiente

De manera preocupante, el equipo detectó una clara falta de registro del maltrato infantil en los registros de médicos de cabecera, lo cual desperdicia oportunidades potenciales para divisar el maltrato infantil o implementar planes de manejo para estas personas vulnerables.

Los niños que han sufrido maltrato infantil tienen más del doble de probabilidades de desarrollar enfermedades mentales, como psicosis, esquizofrenia o trastorno bipolar.

Al respecto, el doctor Joht Singh Chandan, académico en el Instituto de Investigación de Salud Aplicada de la Universidad de Birmingham, expresó:

“Nuestros hallazgos, junto con la evidencia de otros estudios globales, demuestran la carga sustancial de la enfermedad mental como consecuencia del maltrato infantil. Teniendo en cuenta la prevalencia de este flagelo, está claro que no estamos haciendo lo suficiente para prevenir y detectar este importante factor de riesgo para la enfermedad mental”.

Se cree que el maltrato infantil afecta a uno de cada tres niños en todo el mundo; por lo tanto, es imperativo que se apliquen enfoques de salud pública, incluidos los destinados a prevenir y detectar el maltrato infantil y sus consecuencias negativas asociadas, a fin de prevenir las enfermedades mentales.

En este sentido, los investigadores resaltan que los servicios destinados a desarrollar la resiliencia en los sobrevivientes de maltrato, han demostrado ser herramientas muy prometedoras en la reducción del desarrollo de enfermedades mentales.

Referencia: The burden of mental ill health associated with childhood maltreatment in the UK, using The Health Improvement Network database: a population-based retrospective cohort study. The Lancet Psychiatry, 2019. http://dx.doi.org/10.1016/S2215-0366(19)30369-4