En la actualidad, muchas personas están en la búsqueda de alternativas que les permitan disfrutar de los sabores de la carne sin participar verdaderamente en el mercado que la vende y distribuye. Algunas veces, esto se origina por convicciones personales orientadas a la protección animal y, en otras ocasiones, llega a través de deseo de tener un estilo de vida más sano.

Para estas personas que están buscando generar un cambio, ya sea en los demás o en sí mismos, están las nuevas compañías de fabricación de sucedáneos de la carne. Algunas de las iniciativas más populares en lugares como Estados Unidos son Beyond Meat e Impossible Food.

En ambos casos, las dos compañías buscan ofrecer a sus comensales alternativas a la carne producidas con productor enteramente vegetales. Sin embargo, existen nutrientes que en un principio solo son de origen natural, por lo que tomar estos como sustitutos absolutos de la carne podrían tener consecuencias dañinas para el organismo.

La ironía de esta alternativa saludable

En caso de que las personas se vayan por este estilo alimenticio solo por sus convicciones, es poco probable que vean esto como una desventaja muy grave. Sin embargo, en caso de que se hayan decantado por este estilo de vida, esta información podría presentarles un dilema.

Si bien es cierto que, por lo general, la carne puede contener aditamentos que durante su proceso la vuelvan dañina, también es una fuente de proteínas, vitaminas e hierro, por solo nombrar algunos de sus nutrientes. Todos sabemos que estos no son exclusivos de la carne, pero cabe destacar que podemos procesarlos de mejor modo cuando provienen de ella.

Para el caso, por ejemplo, del hierro, este puede ser de origen tanto animal como vegetal. Pero, nuestro organismo procesa y aprovecha mucho mejor el primero en lugar del segundo.

Asimismo, existe una vitamina conocida como B12 que en realidad es de exclusivo origen animal. Por ello, para obtenerla se necesita comer carne o tomar suplementos creados por el hombre. En caso de que estas precauciones no sean tomadas, las personas podrían incluso correr el riesgo de padecer anemia.

Entonces… ¿es mejor solo comer carne?

No exactamente, un exceso en el consumo de este tipo de alimentos puede tener consecuencias negativas para la salud. Asimismo, como lo hemos mencionado antes, solo tomar los alimentos alternativos sin un control adecuado también es perjudicial para el organismo, ya que este no se nutre como es debido.

Por ello, el truco debería estar en ser capaz de consumir ambas presentaciones. Algunos espacios como KFC, Subway y Taco Bell han añadido en sus menús alternativas con sucedáneos de carne.

Este podría ser un primer paso en encontrar el equilibrio adecuado. Sin embargo, la mayoría se tratan de lugares de comida rápida en los que el resto de los alimentos consumidos tampoco serían tan saludables.

Por este motivo, aún es necesario continuar trabajando para poder comprender cómo mezclar en nuestras dietas ambos productos. Lastimosamente, la mesura y el equilibrio no son características que identifiquen nuestros hábitos alimenticios la mayoría del tiempo. Debido a esto, aún falta mucho esfuerzo y disciplina para poder comprender la importancia del consumo de ambos para poder mantener un organismo bien nutrido y, finalmente, verdaderamente sano.