En el mes de septiembre de 2019, a solo meses de que se presenten las elecciones presidenciales del 2020 Facebook ha presentado otra movida con respecto a este evento. Sin embargo, en este caso, sus decisiones han dejado a muchos preguntándose qué tan beneficiosas podrían llegar a ser estas medidas.

Con el proceso electoral acercándose, Facebook prácticamente ha declarado que no interferirá directamente con el desarrollo de los encuentros políticos. Asimismo, no participará activamente en la regulación de su dispersión a través de su plataforma. Después de todo, han tomado la determinación de eximir a los políticos de las Normas Comunitarias por las que todos los demás usuarios del portal deben regirse.

Básicamente, esto indica que los políticos podrán comunicarse libremente en sus discursos sin prácticamente ninguna restricción en los mensajes que puedan enviar. Por ello, comentarios de eventos sin comprobar o invitaciones directas a adoptar un estilo de pensamiento particular simplemente pasarán sin que les den un segundo vistazo.

Es un problema de confianza

Desde las polémicas elecciones del 2016 Facebook ha tenido una gran cantidad de altibajos. Por ejemplo, no solo tuvo que enfrentarse a las acusaciones del gobierno con respecto a los eventos de Cambridge Analytica, sino que después tuvo que lidiar con la posterior desconfianza de sus usuarios. De hecho, hasta la fecha, continúan cambiando sus políticas e implementando nuevas medidas para lograr este fin.

Incluso para el caso de las elecciones del 2020, Facebook se había esforzado por desarrollar nuevas regulaciones que hicieran que los usuarios confiaran más en la veracidad de la página. Sin embargo, este último movimiento que deja prácticamente fuera de ellas a los entes políticos, podría llegar a ser un paso atrás para la plataforma.

Facebook compartió "accidentalmente" datos de usuarios con otras apps

La excepción se vuelve regla

Ya todos conocemos los eventos legales y los problemas que trajeron las elecciones del 2016. Sin embargo, dentro de todo el alboroto es posible que dejáramos de lado datos como la “excepción” que se planteó en la página en ese año. Ella implicaba que la importancia de la publicación del contenido de “interés público” superaba los “daños” que pudiera causar, entonces podría ser compartido y no estaría sujeto a las normas de la comunidad.

Ahora, esta excepción se volverá la regla para todos los discursos compartidos por los políticos a través de las redes. En resumen, ellos tienen la libertad de postear lo que deseen en la plataforma con la promesa de que ello no tendrá prácticamente ninguna consecuencia.

Los discursos serán intocables e inescrutables

Por si fuera poco, también cabe destacar que los mensajes de los políticos no solo contarán con prácticamente una “inmunidad” total. De hecho, tampoco pasarán por el proceso de verificación de Facebook. En el comunicado de que ha dado a conocer Nick Clegg, Vicepresidente de Asuntos Globales y Comunicaciones de Facebook, explica el porqué de esta medida.

“No creemos, sin embargo, que sea un papel apropiado para nosotros arbitrar debates políticos y evitar que el discurso de un político llegue a su audiencia y esté sujeto al debate y escrutinio público” afirma. Con ello, deja claro que Facebook buscará separarse lo más posible del tema.

Por suerte, al menos acotaron otras fuentes que usen los políticos, como imágenes, videos y links de noticias, la página sí las verificará. Al menos esto permite saber que tendrán que cumplir con las regulaciones que rigen a los demás al compartir polémicos contenidos de terceros.

Más en TekCrispy