La estandarización de los empaques de cigarrillos, una de las políticas más importantes para el control de la industria del tabaco aplicada en los últimos años, entró en vigor en el Reino Unido a mediados de 2016. Desde entonces, todos los cigarrillos, fabricados o importados, se venden en empaques genéricos.

El empaque se ha convertido en una de las herramientas de promoción líderes en la industria del tabaco. La investigación sugiere que el empaque genérico aumentaría el impacto de las advertencias sanitarias, reduciría los mensajes falsos y engañosos de que un tipo de cigarrillo es menos dañino que otro y reduciría el atractivo de fumar para los jóvenes.

Estrategias reveladas

Sin embargo, los últimos hallazgos del Grupo de Investigación de Control del Tabaco de la Universidad de Bath, encontraron que las compañías tabacaleras implementaron una variedad de tácticas para sortear los tecnicismos en la legislación implementada.

La comercialización de innovaciones de filtro como “filtro mejorado” insinúa una experiencia de riesgo potencialmente reducida.

En un estudio que analizó los datos de ventas comerciales para evaluar si se implementaron los cambios legalmente requeridos en la marca, el tamaño y el nombre del paquete, el equipo de investigación detectó una serie de estrategias que pretenden continuar comercializando productos de tabaco.

Los investigadores encontraron que las compañías tabacaleras realizaron cambios en el nombre del producto que los fumadores relacionarían con los paquetes de la marca anterior.

Por ejemplo, los nombres de sabor previamente asociados con cigarrillos con bajo contenido de alquitrán (por ejemplo, “suave”) se cambiaron por nombres de color (por ejemplo, azul). Estos colores con frecuencia replicaban el color de los paquetes de marca. Los investigadores sugieren que esto facilitó las percepciones erróneas sobre los daños relativos de los productos.

Una importante cantidad de investigaciones han demostrado que los cigarrillos “bajos en alquitrán”, “suaves” o “ligeros” no son menos dañinos que sus homólogos de alta potencia, a pesar de lo que los fumadores puedan pensar.

Del mismo modo, las grandes compañías ofrecieron incentivos financieros a los minoristas para mantener los paquetes de marca en el mercado el mayor tiempo posible.

Algunas compañías incorporaron características para marcas más baratas que generalmente se limitan a marcas más caras. Por ejemplo, se introdujeron varias variantes de cápsulas de sabor, como las bolas de trituración de mentol, entre productos de precios más bajos.

Cerrar lagunas

Esto resulta preocupante ya que se ha encontrado que los cigarrillos con cápsulas de sabor atraen más a los no fumadores y a los fumadores no diarios que a los fumadores diarios. La disponibilidad de dichos productos a precios más asequibles puede atraer a aquellos que de otro modo no los fumarían.

La estandarización de los envases de cigarrillos es una de las políticas más importantes para el control de la industria del tabaco de los últimos años.

Philip Morris International introdujo cambios en su marca Marlboro, agregando bordes biselados y un nuevo “mecanismo de cierre” al paquete que perduró después de que la legislación se implementó por completo. Los investigadores sugieren que esto fue para hacer que su producto pareciera más premium y reconocible en comparación con otras marcas.

La doctora Karen Evans-Reeves, investigadora afiliada al Departamento de Salud de la Universidad de Bath y autora principal del estudio explicó:

“Aunque el cumplimiento con la eliminación de los paquetes de marca fue generalmente bueno, el estudio reveló que las compañías tabacaleras participaron en actividades que socavaron y continúan socavando la legislación”.

En este sentido, los investigadores resaltaron que las principales compañías tabacaleras siempre tratarán de encontrar una manera de comercializar sus productos.

En función de la cantidad de innovaciones encontradas en este estudio, los autores alientan los gobiernos a considerar la implementación de la legislación de envases genéricos para considerar cómo las compañías tabacaleras se han adaptado a la legislación en otros países y, cuando sea posible, cerrar las lagunas restantes.

Referencia: Prospective longitudinal study of tobacco company adaptation to standardised packaging in the UK: identifying circumventions and closing loopholes. BMJ Open, 2019. http://dx.doi.org/10.1136/bmjopen-2018-028506