Con cada vez más dispositivos digitales preparados para internet, la amenaza de programas maliciosos y ataques de otro tipo está más presente que nunca. Da igual que tu empresa esté en crecimiento o que ya tenga una presencia internacional: los problemas de ciberseguridad son un riesgo importante para tu crecimiento.

Según CPO Magazine, casi el 60% de las empresas han sufrido alguna forma de ataque de ciberseguridad, incluyendo phishing y ataques de ingeniería social, mientras que los pequeños negocios se llevan el 13% del crimen cibernético a nivel global. Esto hace que la implementación de una estrategia concreta de ciberseguridad sea fundamental para que tu negocio siga adelante. Teniendo eso en cuenta, vamos a echar un vistazo a cómo elaborar la estrategia perfecta de ciberseguridad para tu negocio de modo que tus empleados y clientes estén protegidos contra los ataques maliciosos.

Razones para implementar una estrategia de ciberseguridad

Antes de meternos de lleno en consejos y guías prácticas, repasemos primero por qué deberías crear una estrategia de ciberseguridad para tu negocio. El concepto de los virus en la web le es familiar a cualquiera que haya utilizado un ordenador con acceso a internet. Su único propósito es dañar, borrar o copiar tus archivos para pedir un rescate, dependiendo de la gravedad del programa malicioso con el que te hayas encontrado.

Cynthia Michaels, Responsable de HR en Supreme Dissertations comentó esto recientemente: “Se puede hacer muy poco en términos de prevención contra una filtración de datos desde el punto de vista de la ingeniería social. Sin embargo, creo que una adecuada protección del software, una buena formación para empleados y un control constante del sistema pueden reducir los riesgos al mínimo”.

Dependiendo de la industria en la que opere tu negocio, ya sea una agencia de marketing, o, por ejemplo, un negocio de desarrollo de apps, puede que tus compañeros o empleados no tengan demasiada experiencia en ciberseguridad o que no sean suficientemente expertos en tecnología como para navegar durante sus horas de trabajo evitando el contenido malicioso. En este sentido, las ventajas que puede ofrecerte una estrategia de ciberseguridad incluyen, entre otros:

  • Protección preventiva de la reputación de tu negocio y de tu autoridad en la industria
  • Mayor sofisticación y frecuencia de los hackers y creadores de virus
  • Seguridad general en tus archivos, contratos de clientes y proyectos en activo
  • Retorno alto de la inversión inicial dado el coste de las brechas de seguridad
  • Requisitos y normas internacionales de seguridad más estrictas (como GDPR)

Directrices para tu estrategia de ciberseguridad

Evalúa las necesidades de tu empresa

El primer paso para crear e implementar una estrategia de ciberseguridad para tu negocio es evaluar la situación actual de tus protocolos de seguridad. Tus sistemas pueden verse comprometidos por programas o archivos maliciosos sin que te des cuenta, así que deberías asegurarte de examinar cuidadosamente el sistema antes de seguir avanzando.

Puedes utilizar herramientas como Malwarebytes para limpiar tus sistemas de cualquier forma de archivos maliciosos que existan actualmente en los ordenadores de tu oficina. Puedes utilizar plataformas como Evernote y Grab My Essay para anotar y hacer seguimiento de archivos o datos dañinos que te hayas encontrado durante el primer barrido. Cuando tengas una idea más completa de lo seguros o inseguros que son tus sistemas, deberás tomar esos parámetros en cuenta para continuar con la creación de tu estrategia de ciberseguridad.

Elige una solución antivirus fiable

El siguiente paso para crear e implementar una estrategia de ciberseguridad en tu negocio es elegir una solución antivirus capaz de cubrir tus necesidades. El mercado está lleno de soluciones antivirus y, para elegir la correcta, puedes hacerles a tus compañeros y a ti mismo unas cuantas preguntas clave:

  • ¿Cuál es la magnitud de tu negocio y cuántos empleados tienes?
  • ¿Cuáles son tus planes de expansión para el negocio y para su infraestructura?
  • ¿Con qué frecuencia recibes spam con contenido malicioso dirigido a tu empresa?
  • ¿Con qué presupuesto cuentas para soluciones de ciberseguridad?

Jamie McDowell, especialista de IT en Is Accurate, opina lo siguiente: “En la práctica, el mejor antivirus es aquel que trabaja de forma autónoma, por detrás, sin molestar a tus compañeros con elementos emergentes. Asegúrate de elegir una solución que provenga de una marca reconocida y que ofrezca una protección actualizada – el resto es historia”.

En ese sentido, plataformas como Norton y Avast ofrecen diferentes planes y modelos de suscripción para adaptarse a las necesidades de tu empresa. Busca solución antivirus que mejor se adapte a tu gestión de red LAN, a tu intranet y a tu protección y monitorización de datos y habrás mejorado notablemente la ciberseguridad de tu negocio por varios flancos.

Desarrolla un sistema de contraseñas

Las contraseñas en ordenadores y datos son normalmente las culpables del éxito o del fracaso de una estrategia de ciberseguridad. Esto significa que deberías prestar especial atención a la manera en la que tus compañeros o empleados utilizan y almacenan contraseñas en sus puestos de trabajo.

Lo mejor es que crees un Sistema de contraseñas que sea único para tu negocio y que no permitas a los empleados establecer sus propias contraseñas. Esto se debe a varios motivos. Primero, la gente tiende a crear patrones de contraseñas que están vinculadas a datos personales como números de teléfono, fechas de nacimiento, nombres de seres queridos, etc.

Para evitar esto, puedes crear un sistema de contraseñas que trabaje con caracteres alfanuméricos y especiales en un formato encriptado que solo conozca el departamento de IT. A nivel interno, puedes confiar en herramientas como Hemingway y WoWGrade para escribir y dar formato a tus contraseñas antes de entregárselas a tus compañeros. Insiste en la necesidad de aprendérselas de memoria y no guardarlas en discos locales ni ordenadores personales para incrementar la ciberseguridad de tu negocio aún más.

Crea copias de seguridad para el almacenamiento de datos

El almacenamiento de datos y su cibervulnerabilidad son uno de los mayores problemas a la hora de implementar medidas de protección. Según Small Biz Trends, los programas maliciosos que dan acceso oculto a los hackers a datos corporativos representan un 50% de los problemas de ciberseguridad, con más de 330 robots realizando unos 63 ataques diarios en 2018.

Para proteger tus archivos de la mejor manera, deberías hacer un barrido de ellos y crear copias de seguridad frecuentemente. Los archivos limpios deberían guardarse en un espacio seguro y, dependiendo de la escala y de los recursos de tu negocio, puedes optar por una (o varias) de las siguientes opciones:

  • Copias físicas a través de discos duros externos o dispositivos de almacenamiento óptico
  • Plataformas en la nube como Google Drive o Dropbox (separadas de tus cuentas principales)
  • Soluciones profesionales de respaldo de información como Iperius o EaseUS

Pon a todo el mundo al día

Finalmente, los ataques de ingeniería social representan la mayoría de los ataques de seguridad en las empresas. Da igual lo buena que sea la protección de tu antivirus o lo bien definido que esté tu sistema de contraseñas, solo hace falta que alguien clique en el enlace indebido en la red. Esto puede evitarse de varias maneras y todas ellas pasan por informar y educar a los empleados acerca de las amenazas de ciberseguridad y lo que pueden hacer para esquivarlas.

Habla con tus responsables para organizar una vez al mes, o según sea necesario, seminarios y encuentros con empleados acerca de ciberseguridad. Evita enviar emails o documentos impresos hablando del tema, ya que probablemente acabarán enterrados debajo de asuntos “más urgentes” que surgen cada día. Mantente alerta contra nuevas amenazas en el mercado de la ciberseguridad y asegúrate de informar a tus compañeros de su poder de destrucción de forma profesional y simple.

Después de todo, lo más probable es que trabajes en un entorno laboral con personas de trayectorias y especialidades diferentes. Encárgate de conocerlas y hablar de cómo puedes ayudar a tu empresa a ser un lugar seguro online. Así, evitarás la mayoría de los ataques de ingeniería social antes de que ocurran.

Ciberseguridad constante

La realidad es que el trabajo de implementar soluciones de ciberseguridad a tu empresa nunca termina. Los programas maliciosos, espías y virus troyanos están ahí cada día e intentan traspasar tus barreras por cualquier motivo. Asegúrate de que estás informado de los últimos acontecimientos en ciberseguridad y triunfarás protegiendo a tu negocio, a tus compañeros y a los clientes.