Luego que Google suspendió las traducciones de audio de sus usuarios a través de Google Assistant por violación a la privacidad, la compañía de Mountain View parece que se ha retractado, pues reanudará este nuevo sistema.

Google asegura que está adoptando nuevas medidas para que sus usuarios estén conscientes de que están siendo escuchados por un grupo de personas contratadas, con el fin de traducir los audios a través del asistente inteligente de la compañía.

Audios autorizados

La compañía afirma que solicitará a los usuarios una autorización o permiso para que acepten nuevamente las transcripciones por voz, esto permitirá que transcriptores humanos escuchen las grabaciones de los usuarios. Aunque aclara que Google Assistant tendrá ciertas restricciones.

Cabe destacar que Google no planea utilizar estas grabaciones en su conocido modelo de segmentación de datos con anuncios publicitarios, pues asegura que estas grabaciones o transcripciones se elimanarán en pocos meses.

Del mismo modo, si eres un usuario que acepta que otras personas escuchen tus grabaciones por el bien de la inteligencia artificial y Google Assistant, debes saber que estas también podrán ser eliminadas por ti mismo, así que no debes preocuparte por tu privacidad, señala Google.

Antecedentes

En julio de 2019, Google explicó que contrataba personas para analizar las grabaciones de los usuarios, con el fin de que su asistente de voz tenga un mejor funcionamiento en diversos idiomas y acentos.

Posteriormente, una emisora aseguró haber accedido a los registros de grabaciones de Google Home y Google Assistant, la compañía se comprometió a investigar la filtración de datos y las medidas de seguridad al respecto.

No obstante, la plataforma continuó justificando estas prácticas porque son necesarias para mejorar sus productos. Pero Google no es la única tecnológica en realizar grabaciones sin desconocimiento de sus usuarios, recordemos que en meses pasados, Amazon, Facebook y hasta Apple aseguraron realizar estas grabaciones a través de sus respectivos asistentes inteligentes con el fin de optimizar el reconocimiento de voz y sus herramientas de inteligencia artificial.