Desde un principio, los e-cigarrilos, vapers o cigarrillos electrónicos fueron presentados al público como una alternativa más sana a fumar. Gracias a ellos, era posible tener la sensación de utilizar un cigarrillo sin tener que consumir nicotina. Incluso, a la larga, también se desarrollaron distintos sabores frutales y dulces que hacían la experiencia más agradable.

Sin embargo, a pesar de que fueron creados y presentados como una forma de ayudar a los fumadores a alejarse de ese hábito, más bien ha logrado introducir a un público mayor en ese mundo. Después de todo, la idea de poder disfrutar de una alternativa sana, con la que puedes disfrutar de la experiencia sin temer consecuencias de salud, es demasiado tentadora.

Ello logró que estos pequeños dispositivos rápidamente ganaran una gran popularidad en todo el mundo; sobre todo, en el caso de su marca pionera, Juul. No obstante, ahora están surgiendo nuevas evidencias de que los vapers tal vez no sean tan saludables como los han vendido.

No son tan inofensivos como parecen

En este mismo mes se han presentado casos delicados de individuos –principalmente adolescentes– con complicaciones pulmonares a causa del uso de estos equipos. Incluso, ya se han registrado 8 casos de muertes por la utilización de estos e-cigarrillos. Por si fuera poco, se sospecha ya que algunos casos de convulsiones que se han reportado en las últimas fechas también podrían estar relacionados con estos aparatos.

Asimismo, los brotes de esta enfermedad continúan presentándose y aún no ha sido posible determinar exactamente por qué. Después de todo, a pesar de saber que estos se encuentran ligados a los vapers, es difícil determinar qué parte o compuesto resulta verdaderamente dañino. Algunas teorías indican que la causa podría esconderse dentro de los componentes de los líquidos utilizados para vapear.

El motivo por el que Walmart abandonó los cigarrillos electrónicos

Con toda esta conmoción ocurriendo justo ahora con referencia a los cigarrillos electrónicos, no es raro que Walmart se viera en la necesidad de tomar cartas en el asunto. Por ello, en un reciente comunicado declararon que no continuarían vendiendo vapers ni en sus tiendas homónimas ni en los Sam’s Club.

Acotaron que se atendrían por completo a esta medida de “cero distribución” una vez agotaran sus existencias actuales. Todo ello, como una continuación de sus medidas tomadas este mismo año para evitar el uso adolescente de estos dispositivos. Para enero, lo que hicieron fue limitar la venta de los vapers con sabor y subir la edad requerida para comprar a 21 años. Ahora, se vuelven más radicales al sacar por completo al producto de las tiendas.

Las acciones de Walmart no han ocurrido como un hecho aislado, ya que otras iniciativas privadas también se han pronunciado sobre este tema. Como ejemplo de ello, tenemos a las cadenas televisivas CBS, Viacom, and WarnerMedia que han sacado por completo las publicidades de vapers de su programación.

Asimismo, algunos países ya se han vistió en la necesidad de tomar medidas con este tema. Por ese motivo, naciones como Estados Unidos y la India han decidido prohibir la venta de estos dispositivos que antes se vendían hasta en tiendas de conveniencia –un canal que FDA (Food and Drug Administration) se encargó de eliminar al declarar nuevas restricciones de venta.

¿Y qué pasa con los cigarrillos comunes?

Ante estas nuevas políticas de Walmart, la American Vaping Association se ha pronunciado con disgusto, criticando a la cadena de ventas por tener la idea de que “es más fácil vender productos mortales de tabaco combustible que vender alternativas reductoras de daños”. La única defensa contra esta acusación es que, actualmente, el tabaco cuenta con legislaciones y restricciones claras, un detalle que aún los vapers no tienen.

Además, debido a las recientes evidencias de que al final ambos podrían ser igual de dañinos, Walmart ha decidido salir de ese extraño vacío legal hasta que las aguas sean más claras. Hasta el momento no ha dado declaraciones sobre la idea de retomar su venta luego de que se presenten legislaciones claras. Pero, por ahora, se ve como una decisión definitiva la de alejar a los cigarrillos electrónicos de sus estantes.