Cielo nublado sobre un campo de Indonesia. Crédito: Wilson Loo CC BY-NC-ND 2.0

Pocos lo saben, pero en nuestro mundo existe un área conocida como el “continente marítimo”, conformada por islas importantes como Sumatra, Java, Borneo, Papua Nueva Guinea, y otras más pequeñas. En esta región, las precipitaciones son algo típico y ocurren con una intensidad considerable, incluyendo lluvias monzónicas periódicas e inundaciones repentinas.

Un equipo de investigación dirigido por el científico atmosférico Giuseppe Torri de la Universidad de Hawaii (UH) en la Escuela de Ciencia y Tecnología del Océano y la Tierra de Mānoa (SOEST) se dedicó a estudiar la conexión entre un fenómeno atmosférico conocido como Oscilación de Madden y Julian (OMJ), y los patrones diarios de lluvia en el continente marítimo.

GPS distorsionados en Sumatra

Utilizaron datos de una red de estaciones de GPS que fueron instaladas en Sumatra y en las islas vecinas por un grupo de científicos que buscaba monitorear la actividad tectónica en la costa occidental de Sumatra.

El hecho es que la señal de GPS estaba distorsionada por la cantidad de vapor de agua que había en la atmósfera, lo cual dificulta enormemente que cumpla con su función de ayudar a las personas a encontrar información sobre su ubicación.

Sin embargo, los investigadores lograron sacar provecho de esta dificultad. Se dieron cuenta de que la distorsión en el GPS en realidad revela información sobre el estado de la atmósfera en la zona y fueron los primeros en recopilar datos de esta manera.

Y es que las estaciones de GBS de la isla de Sumatra tenían un amplio alcance, y proporcionaron al equipo una variedad de datos que les permitió crearse una imagen bastante detallada de los cambios atmosféricos de la zona.

La OMJ aumenta el vapor de agua y las lluvias

Lluvia y nubes en Indonesia. Crédito: Pixel PlaceboCC BY-NC 2.0

La Oscilación de Madden y Julian es un fenómeno de precipitaciones oscilatorias que rodea los trópicos y puede afectar el clima en periodos de tiempo semanales y mensuales, alternando períodos nublados, lluviosos y soleados y secos.

Los investigadores observaron que cuando la OMJ se activaba cerca del continente marítimo, se producía más vapor de agua, y ello creaba las condiciones para el desarrollo de lluvias significativas.

A su vez, en la fase activa había más variaciones en el vapor de agua durante el día en comparación con las condiciones de fase suprimida, y las nubes y la lluvia parecían moverse en alta mar por la noche más rápido.

“Dada la literatura científica existente, teníamos la sensación de que la OMJ tenía un impacto en la convección local en el continente marítimo. Una cosa que me sorprendió fue lo bien que pudimos ver la convección propagarse en alta mar a última hora de la tarde. Esto es gracias a la densidad de estaciones de la red GPS que consideramos”.

La OMJ es un fenómeno poco estudiado, pero no por ello menos importante. De hecho, este puede figurar entre los más influyentes en el clima de regiones que están incluso a miles de kilómetros del continente marítimo, lo cual le aporte una alta relevancia en el estudio climático a nivel global.

Referencia:

On the Diurnal Cycle of GPS-derived Precipitable Water Vapor over Sumatra. http://DOI: 10.1175/JAS-D-19-0094.1