Desde el evento de Apple 2019 ha sido oficial la llegada del iOS 13 a los iPhone nuevos como software predeterminado y a los viejos como una actualización. Se planteó su lanzamiento para el 19 de septiembre de este año y ahora se encuentra disponible para descargar desde la web.

Con ello, llega finalmente la oportunidad de conocer de primera mano cómo funciona verdaderamente este sistema y si es capaz de vivir acorde a las expectativas. Por ahora, a pesar de que cuenta con una gran cantidad de mejoras en el área de la “calidad de vida” la verdad es que es poco lo que se puede ver modificado más allá de la superficie.

Mucho ruido y pocas nueces

La llegada de la siguiente generación de iOS ha causado un gran revuelo en la web y entre los consumidores de esta marca. No obstante, tal como lo resalta el dicho, tal vez haya sido mayor la emoción por su llegada que lo que verdaderamente este es capaz de ofrecer.

Después de todo, incluso antes de su salida al mercado, ya se sabía que no sería capaz de cumplir con todas las expectativas. Sin embargo, la decisión final sobre el valor de este sistema operativo solo se puede saber ahora que ha salido al mercado.

Mejor procesamiento, más actualizaciones y… ¿bugs?

Pues sí, la llegada de este equipo al mercado ha bañado al usuario con bonitas y optimizadas vistas de las aplicaciones. Asimismo, en muchos casos se han encargado de crear un software con un ecosistema mucho más interrelacionado para mejorar la experiencia de usuario.

Los usuarios contarán con la posibilidad de cambiarlo manualmente o que se ajuste de forma automática según el amanecer y el atardecer.

Un ejemplo de ello es una de sus actuales adiciones más populares: el modo oscuro. Este consiste en un fondo verdaderamente negro que no solo se limita a las pantallas de menú, sino que se extiende hasta las aplicaciones predeterminadas del equipo. De este modo, los usuarios pueden disfrutar de una modalidad mucho más completa y amigable.

Sin embargo, no todo ha recibido tan buenas críticas. Por ejemplo, en algunos casos la tan esperada App de fotos del iOS 13 puede funcionar con extrema lentitud y otras aplicaciones pueden cerrarse de la nada. Asimismo, a veces la señal del dispositivo puede fallar y el teclado de los iMessages desaparecer justo cuando lo estás usando.

Esto es lo que Apple nos presentará el 22 de junio en el WWDC20

A pesar de que es poco probable que todos estos problemas ocurran al mismo tiempo, sí es muy posible que alguno se presente. Incluso, uno de los más graves han sido su brecha de seguridad que va en contra de los clamores de la empresa de estar enfocada en crear sistemas operativos que protejan mejor la privacidad de sus usuarios.

Por supuesto, no todo es malo

A pesar de los errores y bugs que ha presentado este sistema a pocos días de su lanzamiento, hay que acotar que no todo lo presentado es malo, solo que no está a la altura que se esperaba tras el exitoso lanzamiento del iOS 12 el año pasado.

Algunas de las mejoras superficiales incluyeron detalles como ofrecer un mejor diseño para aplicaciones predeterminadas del sistema como Reminder y Find My –que ahora funcionará tanto para ubicar tus dispositivos como a tus amigos y familiares.

Sumado a esto, iOS 13 de verdad planea plantar la cara en cuanto al mantenimiento de la seguridad y privacidad de sus usuarios. Por ello, estrena nuevas opciones que le dan a este la posibilidad de limitar el acceso que las compañías, a través de aplicaciones de terceros, tienen a datos de estos, como por ejemplo su ubicación. Asimismo, iOS 13 solo aceptará el uso de aplicaciones externas que cuenten con su estándar de seguridad.

A la larga, esto podría convertirse en un arma de doble filo pues estas limitaciones podrían dejar por fuera a otras apps grandes, y reconocidas, por “no cumplir por los estándares”. Ello podría ser un detalle que disguste a unos cuantos usuarios más que tranquilizarlos.

Es casi como si faltara algo…

Y, de hecho, tal vez realmente falta. Dentro de menos de 15 días, la actualización del iOS 13 saldrá al mercado. Con ella, vendrán nuevas funciones –que fueron prometidas para el iOS 13 pero que nunca llegaron– y múltiples correcciones para intentar arreglar los bugs y los problemas de seguridad.

Hasta ahora, solo es posible conocer lo que la prueba beta del iOS 13.1 podría tener para ofrecer. Pero, tomando en cuenta que el iOS 13 solo nos dio unas mejoras superficiales, no será muy difícil para su actualización traer mejoras que sean bien recibidas por los usuarios.

Más en TekCrispy