La apodada “Stonehenge española” en realidad fue nombrada en su momento como el “Dolmen de Guadalperal” debido al estilo de construcción del megalito y a su posición geográfica. Desde su descubrimiento por unos arqueólogos en 1920 esta se convirtió en un sitio de interés tanto turístico como científico.

Sin embargo, hace más de 50 años esta quedo oculta bajo las profundidades de la reserva de Valdecañas. Ahora, el período anual de calor y sequía más fuerte en España y el resto del mundo ha hecho que esta maravilla de la antigüedad asome su cabeza nuevamente en la superficie.

Twitter cierra miles de cuentas falsas a nivel mundial

¿Cómo se dieron cuenta de que había vuelto a la superficie?

A pesar de que no es la primera vez que vemos las puntas de sus rocas más altas, esta sí se trata de una ocasión nunca antes vista en la que la totalidad del complejo está completamente fuera del agua y en tierra seca. Esta variación en lo que se había vuelto “común” para este megalito antiguo fue descubierta gracias a los satélites de la NASA.

Estos anualmente realizan registros fotográficos de variadas partes de la Tierra. Gracias a ello, fue posible notar desde la distancia que el nivel del agua había descendido tanto que el Dolmen podía ser reconocido en la superficie en todo su esplendor.

Reserva de Valdecañas. 24 de julio de 2013.

Este retroceso del agua se puede ver expresado claramente al comparar las fotografías tomadas por el Operational Land Imager del Landsat 8. En aquellas del 2013 se pueden los altos niveles de agua y una mayor vida vegetal en las costas de Peraleda de la Mata –la ciudad subyacente–; en las del 2019 se muestra una disminución significativa de ambas características y la aparición de trozos de tierra –antes sumergidos– entre los que se encuentra el que contiene el Dolmen de Guadalperal.

Reserva de Valdecañas. 24 de julio de 2019.

El megalito español podría ser más antiguo que el bretón

Según las investigaciones de los arqueólogos esta formación rocosa inducida conformada por 170 piedras de diversos tamaños podría ser incluso mayor que el verdadero Stonehenge. Lo que la haría ser parte del grupo de impresionantes construcciones antiguas que gozan del privilegio de haber existido antes que esta icónica construcción. Esta conclusión ha llegado debido a que los arqueólogos especulan que pudo ser construido entre el quinto o el cuarto milenio antes de Cristo.

Twitter cierra miles de cuentas falsas a nivel mundial

¿Cómo terminó el Dolmen de Guadalperal bajo el agua?

Los antiguos constructores de este monumento no habían planeado que este se encontrara bajo el agua. De hecho, este territorio se trató de uno de tierra seca hasta el 1963.

En ese año, el dictador Franco ordenó que se inundara el lago con la intensión de crear en él una reserva hidroeléctrica. Fue en consecuencia de esta decisión que el antiguo Dolmen vio sellado su destino en las profundidades del lago.

Un milagro que durará poco

Debido a la desaparición por más de medio siglo de este monumento, no es extraño que en la actualidad llame la atención tanto de científicos como de turistas. Sobre todo, cuando se tiene la seguridad de que en el próximo invierno el aumento del nivel del agua se llevará a este trozo de historia de nuevo hasta el fondo de la reserva.

Twitter cierra miles de cuentas falsas a nivel mundial

Muchos han acotado que lo mejor sería aprovechar e intentar trasladar todo el monumento a tierras más altas antes de que sea tarde. Sin embargo, este apuro –más que la propia agua– podría terminar causando daños al megalito durante el transporte que aceleran su destrucción y nos privaran verdaderamente para siempre de la posibilidad de contemplar este monumento. Por ahora, solo parece una mejor opción seguir confiando en la naturaleza.

Más en TekCrispy