El narcisismo es un rasgo de personalidad asociado con la creencia de que uno es más inteligente, mejor parecido, más exitoso y más merecedor que otros. Los adultos mayores tienden a ver a los jóvenes de hoy como particularmente auto-enfocados y narcisistas. Sin embargo, la investigación empírica indica que ese no es el caso.

En cambio, la creencia equivocada de que los jóvenes de hoy en día son particularmente narcisistas puede reflejar una tendencia general de la gente a volverse menos narcisista a medida que envejecen, llevando a todas las generaciones de adultos a ver a los jóvenes de su tiempo como altamente narcisistas.

Siguiendo el rasgo

En concordancia con esa visión, los resultados de una nueva investigación mostraron que, en la mayoría de los casos, el narcisismo decae a medida que una persona envejece, pero no para todos, y no en la misma medida. El estudio encontró que el grado de disminución del narcisismo varía entre los individuos y puede estar relacionado con su carrera y sus relaciones.

La vanidad disminuyó más en aquellos que tenían relaciones románticas serias, pero disminuyó significativamente menos en los que tuvieron más eventos negativos en la vida.

Para el estudio, los investigadores hicieron seguimiento a un grupo de individuos en dos puntos temporales. El primero ocurrió cuando tenían 18 años y recién comenzaban como estudiantes universitarios, y el segundo fue 23 años después, cuando los participantes tenían 41 años. De los 486 participantes originales, 237 completaron la nueva ronda de evaluaciones.

Este seguimiento reveló que la mayoría de los participantes mostraron una disminución en el narcisismo a medida que envejecían. Solo el 3 por ciento tuvo un aumento y unos pocos tuvieron el mismo nivel de narcisismo a los 18 y 41 años.

Eventos de la vida

Los investigadores también encontraron que cada aspecto del narcisismo examinado en el estudio tuvo un impacto particular en la vida de los participantes.

El grado de disminución observado varió entre individuos y puede estar relacionado con su carrera y sus relaciones.

Por ejemplo, aquellos que tenían niveles más altos de vanidad a los 18 años tenían más probabilidades de tener relaciones y matrimonios inestables, y más probabilidades de divorciarse a la mediana edad, aunque paradójicamente, informaron una mejor salud a los 41 años.

Adicionalmente, las personas que se sintieron con más derecho siendo jóvenes, informaron haber experimentado más eventos negativos, pero pasados los 40 años, tendieron a tener un menor bienestar y satisfacción con la vida.

Los investigadores encontraron que la vanidad parecía estar más fuertemente asociada con los eventos de la vida. Por ejemplo, disminuyó más en aquellos que tenían relaciones románticas serias y aquellos con niños, pero disminuyó significativamente menos en aquellos que tuvieron más eventos negativos en la vida.

El estudio también reveló que los jóvenes narcisistas tenían más probabilidades de terminar en trabajos de supervisión 23 años después, lo que sugiere que las personas egoístas y arrogantes parecen ser mejor vistos para desempeñar roles organizacionales más poderosos.

Referencia: You’re Still so Vain; Changes in Narcissism from Young Adulthood to Middle Age. Journal of Personality and Social Psychology, 2019. https://doi.org/10.1037/pspp0000266