Nuevos enfoques terapéuticos han demostrado tener el potencial de una lograr una supervivencia prolongada, incluso hay perspectivas de lograr una cura para esta enfermedad.

Mike Balla, un hombre de 46 años de edad, notó por primera vez un bulto en su pie en agosto del año pasado. Pensó que se trataría de la picadura de un insecto particularmente dolorosa, pero esta fue haciéndose cada vez más grande conforme pasaba el tiempo.
Dos semanas después decidió ir al médico, y todo parecía indicar que el bulto podía ser una picadura de insecto que se había infectado, por lo que le indicaron un tratamiento con antibióticos.

Sin embargo, Balla no observó mejoría. La supuesta picadura siguió creciendo hasta alcanzar el tamaño de una moneda, y debió asistir nuevamente a consulta, momento en el cual le cambiaron el antibiótico. El nuevo medicamento tampoco hizo efecto, y fue así como el paciente terminó en la sala de emergencias.

De sala de emergencias a oncología

Mike Balla se sometió al trasplante y la quimioterapia y su afección se encontraba en remisión, sin embargo, este ha reincidido.

Los médicos recomendaron un análisis de sangre, y el paciente empezó a sospechar que algo no andaba bien. Según sus declaraciones a NBC Today, pensaba que le recetarían un antibiótico más fuerte esta vez. Pero luego de eso le informaron que estaban esperando una consulta con un oncólogo.

Balla pensó que le habían confundido con otro paciente. “Dije: ‘Creo que te has equivocado de persona. Tengo una picadura en el pie que está infectada’“, comentó. Pero los análisis de sangre revelaron la preocupante realidad: Balla tenía leucemia mieloide aguda, un cáncer de las células sanguíneas y de la médula ósea.

Supuse que estaban equivocados. Esa fue la primera vez que escuchamos ese término. Para ser sincero, había oído hablar de la leucemia, pero no sabía nada al respecto“, comentó.

El hombre fue transferido a la Clínica Cleveland para recibir tratamiento de inmediato. Los médicos recomendaron un trasplante de médula ósea junton con el tradicional quimioterapia.

La importancia de ir al médico a tiempo

Este tipo de cáncer es uno de los más raros, pero avanza rápidamente y requiere tratamiento inmediato. Sus síntomas más comunes son fatiga, la formación de hematomas con facilidad y sangrado fácil, dolor óseo y una mayor susceptibilidad a las infecciones a causa del sistema inmune debilitado.

En esta afección, los problemas de la piel pueden ocurrir, pero no son síntomas representativos de la leucemia, por lo que este caso es bastante peculiar. Según la Dra. Alice Mims, hematóloga del Centro Integral del Cáncer de la Universidad Estatal de Ohio que no participó en el caso de Balla, a veces las células cancerosas pueden entrar en la piel y formar algo parecido a una picadura de insecto.

Ahora bien, una encuesta realizada por la Clínica Cleveland a 1.174 hombres mayores de edad en los Estados Unidos descubrió que el 65 por ciento de los hombres esperan más de la cuenta para acudir al médico, aún cuando presenten síntomas o lesiones que lo requieran. La lección que nos deja este caso es precisamente la importancia de asistir a consulta médica a tiempo cuando algo nos aqueje.

Referencia:

Man thought he had an infected bug bite. It turned out he had leukemia. https://www.today.com/health/man-thought-he-had-bug-bite-it-turned-out-he-t162191