Desde hace varios años, entre los seres humanos se ha hecho común el dolor de espalda y el dolor de cabeza, y en algunos casos estos pueden ser tan persistentes que pueden causar discapacidad entre las personas de todo el mundo, impidiéndoles trabajar.

Una investigación reciente se ha enfocado en las personas que presentan dichas afecciones de manera persistente, y ha encontrado que estas tienen el doble de probabilidades de sufrir ambos trastornos, sugiriendo así que existe una relación entre ambos tipos de dolor. La parte buena es que esto también podría implicar que se desarrollen tratamientos compartidos para ambos.

Una relación entre el dolor de cabeza y el dolor de espalda

Un equipo de investigadores decidió hacer una revisión sistemática de 14 estudios, reuniendo un total de 460,195 participantes. Según indican, ubicaron todos los estudios que informan una relación entre los trastornos de cefalea primaria y el dolor lumbar persistentes aplicando definiciones amplias para dichos trastornos.

La revisión se enfocó en personas con trastornos de dolor de cabeza crónicos, lo que significa que presentan la afección la mayoría de los días durante durante al menos tres meses. Así también, se incluyeron personas con dolor persistente en la parte baja de la espalda, que lo experimentan día tras día, diferenciando así los adjetivos crónico y persistente.

Parece haber una relación entre el dolor de espalda y el dolor de cabeza, y esto podría conducir a un solo tratamiento para ambas afecciones.

Los investigadores observaron que las personas que tenían uno de estos tipos de dolores tenían el doble de probabilidades de sufrir el otro. Encontraron que aproximadamente una de cada cinco personas tiene dolor lumbar persistente y una de cada 30 tiene dolores de cabeza crónicos. Estiman también que solo en el Reino Unido un poco más de 1 de cada 100 personas presenta ambas afecciones.

“En la mayoría de los estudios descubrimos que las probabilidades eran casi el doble; de ​​cualquier manera, es aproximadamente el doble de probabilidades de tener dolores de cabeza o dolor lumbar crónico en presencia del otro”.

Martin Underwood, profesor de la Universidad de la escuela de medicina de Warwick, considera que se trata de un hallazgo particularmente interesante ya que hasta ahora ambos trastornos se han estudiado con detalle pero de manera separada. Viendo esto, no podría descartarse la posibilidad de que haya algo en común en muchos pacientes que esté causando ambos malestares.

“Puede haber algo en la relación entre cómo las personas reaccionan al dolor, haciendo que algunas personas sean más sensibles a las causas físicas del dolor de cabeza, en particular a la migraña, y las causas físicas en la espalda, y cómo reacciona el cuerpo a eso y cómo te incapacitas por eso. También puede haber formas más fundamentales en la forma en que el cerebro interpreta las señales de dolor, por lo que diferentes personas pueden sentir la misma cantidad de información en el cerebro”.

Un tratamiento común para ambos dolores

Lo más relevantes del estudio es que también sugiere que ambas afecciones podrían tener un tratamiento común, lo que facilitaría enormemente el trabajo de los médicos y la recuperación de los pacientes.

Investigadores descubren un tratamiento potencial para la migraña vestibular

En el caso del dolor de espalda, el tratamiento está más orientado las terapias y el ejercicio, aunque también se aplican terapias cognitivo-conductuales y otras formas de apoyo psicológico cuando el dolor implica discapacidad.

En la actualidad, existen tratamiento específicos para la migraña persistente, pero los investigadores han creado expectativas en estos sistemas de apoyo conductual para el dolor lumbar también pueden ser útiles para personas con dolores de cabeza crónicos.

Underwood considera que sería apropiado aplicar un enfoque en conjunto para ambas afecciones, desarrollando también programas de apoyo y asesoramiento apropiados para estos casos. Pero ahora las próximas investigaciones deberían centrarse en entender el mecanismo por el cual se presentan ambos dolores.

Referencias:

Persistent headache or back pain ‘twice as likely’ in the presence of the other. https://warwick.ac.uk/newsandevents/pressreleases/persistent_headache_or

The association between headache and low back pain: a systematic review. https://thejournalofheadacheandpain.biomedcentral.com/articles/10.1186/s10194-019-1031-y

Más en TekCrispy