Después de 19 años sin registrar caso alguno, el Departamento de Salud de Filipinas informó sobre un caso de polio en Lanao del Sur. El país fue declarado libre de esta enfermedad desde octubre de 2000, y el último caso de poliovirus se registró en 1993.

Un equipo de médicos adscritos al ente sanitario encontró la enfermedad en una niña de 3 años que está “aparentemente bien pero con parálisis residual”. Las alertas epidemiológicas están encendidas, ya que hay otro caso sospechoso y se confirmó que las muestras ambientales de las aguas residuales de Manila y de las vías fluviales de Davao contenían el virus.

Enfermedad peligrosa

La poliomielitis (o polio) es una enfermedad altamente contagiosa causada por el poliovirus que invade el sistema nervioso. El agente patógeno entra en el cuerpo a través de la boca y se propaga a través del contacto con las heces de una persona infectada. En casos raros, el virus se transmite a través de estornudos o tos.

Las prácticas de saneamiento deficientes se encuentran entre los culpables del resurgimiento de esta enfermedad.

El virus de la poliomielitis puede vivir en las heces de una persona infectada durante muchas semanas y puede contaminar los alimentos y el agua en condiciones insalubres.

Los síntomas del polio son similares a los de la gripe: fiebre, fatiga, dolor de cabeza, vómitos, rigidez en el cuello y aparición repentina de brazos o piernas flexibles.

En casos más graves, el cerebro y la médula espinal pueden verse afectados. Las personas con infección por el virus de la poliomielitis pueden experimentar parestesia o sentir pinchazos y agujas en las piernas, así como meningitis o una infección de la cubierta de la médula espinal o el cerebro.

La infección grave también puede llevar a la parálisis permanente o incluso a la muerte, debido a que el virus puede afectar los músculos que nos ayudan a respirar. Los niños menores de 5 años son los más vulnerables a la enfermedad.

Respuesta al brote

Según Rotary International, una organización que lleva 30 años llevando a cabo iniciativas contra la polio, el poliovirus tipo 1 es la causa conocida de los pocos casos de la enfermedad que existen hoy en día en el mundo. El virus de la poliomielitis de tipo 2, por su parte, fue declarado erradicado en septiembre de 2015, y el último caso detectado se registró en la India en 1999.

Las autoridades instan a impulsar campañas de vacunación como una medida para detener el brote.

El Departamento de Salud considera que la baja cobertura de vacunación, la escasa vigilancia temprana de los síntomas de la poliomielitis y las prácticas de saneamiento deficientes son los culpables de este resurgimiento.

El anuncio del resurgimiento de polio se produce en medio de un brote de sarampión y una epidemia de dengue en el país.

Para evitar la propagación masiva de la enfermedad, la vacunación y la limpieza son la clave. El Departamento de Salud encontró que la vacunación contra la poliomielitis para los niños menores de 5 años cayó de 95 por ciento registrado en 2018 a 68 por ciento.

En este sentido, el secretario de salud, Francisco Duque III, hizo un llamado a los proveedores de salud y gobiernos locales para que junto al gobierno central impulsen los esfuerzos de vacunación, ya que es la única manera de detener el brote de polio y de proteger a la población, especialmente los niños, de esta enfermedad.

Referencia: WHO, UNICEF and partners support Philippine Department of Health’s polio outbreak response. World Health Organization, 2019. https://bit.ly/2mkef7z

Más en TekCrispy