Nos es un secreto para nadie que el dengue se trata de una enfermedad que se transmite a través de las picaduras de mosquitos. Por ello, nadie se sorprende de que en los países en los que este es común, existan campañas de protección constantes contra los mismos.

Por lo general, se sabe que este tipo de afecciones son comunes en América Latina y Central: Pero la verdad es que también ha logrado extenderse hasta otros calurosos continentes como África y Asia. Incluso, ya esta enfermedad ha logrado tocar las costas sureñas de los Estados Unidos.

Cazar elefantes puede acabar con las termitas en los bosques

En todos estos casos, han sido innumerables los intentos que se han hecho para poder comprender este padecimiento y cómo tratarlo. Algunos han sido más efectivos que otros en el intento de limitar el contagio, pero todos nos han provisto de valiosa información.

Ahora, en un intento por comprender un poco más los motivos por los que la incidencia del dengue es tan alta en estas zonas, un nuevo grupo de investigadores se ha unido. Bajo el ala de la Universidad de Connecticut y otras instalaciones, estos se han dado a la tarea de averiguar si las características de la sangre de las personas pueden influir en los niveles de contagio.

La anemia es un factor facilitador para el contagio

Un detalle importante que cabe resaltar es que, como resultado de esta investigación, que se publicó en Nature Microbiology el 16 de septiembre de este año, se descubrió que la sangre con deficiencias de hierro –es decir, con anemia– hacia a los mosquitos más propensos a ser transmisores del virus.

Con ello, se reveló que las personas anémicas no son necesariamente más propensas al contagio, pero su sangre sí hace más vulnerables a los mosquitos. Por ello, aquellos que consumieran sangre sin suficiente hierro, tenían más posibilidades de convertirse en portadores.

¿Es posible contraer dengue por transmisión sexual?

Esto debido a que con el hierro de la sangre, los mosquitos crean lo que conocemos como oxígenos reactivo. Básicamente, este se trata del compuesto inmunológico que mata el virus del dengue en los mosquitos. Si el hierro no está, entonces el oxígeno tampoco y en consecuencia el mosquito no cuenta con las herramientas para rechazar el virus y se vuelve portador.

¿Cómo se llegó a esta conclusión?

Para poder tener este detalle claro, el equipo de científicos liderado por Penghua Wang, se embarcó en un experimento. Para este, tomaron muestras de sangre de individuos voluntarios sanos.

Luego, a esta sangre se le colocó el virus del dengue y posteriormente se alimentó a un grupo de mosquitos con ella. Después de todo esto, monitorearon a los mosquitos para averiguar cuáles habían sido infectados y cuáles no.

Estas mutaciones ayudan al virus del dengue evadir el sistema inmune

Inicialmente, los resultados fueron tan variados que parecía que no seguían ningún patrón. Sin embargo, luego pudieron determinar que esta incidencia o no de la enfermedad estaba ligada a la presencia de hierro en el organismo. Es decir, aquellas muestras de sangre con deficiencia de hierro, produjeron el mayor número de mosquitos infectados.

Para poder comprobar esto, los investigadores repitieron el experimento en ratones “sanos” y con anemia. Ambos estaban infectados con el virus del dengue, pero los mosquitos que después se volvieron portadores fueron exponencialmente más cuando el ratón infectado también era anémico.

Evaluando los pros y los contras

Con un conocimiento como este, se esperaría que de inmediato los gobiernos afectados implementaran políticas de distribución y promoción de suplementos férricos con los que combatir el dengue. Sin embargo, las cosas no son tan sencillas ya que en estos climas también existen otras enfermedades al acecho.

Para este caso, un tema preocupante sería la malaria que se caracteriza por proliferar fácilmente en organismos ricos en hierro. Con un dilema como este, la mejor opción es optar por un punto medio y averiguar detalladamente los pros y los contras de cada situación. De este modo, estos conocimientos podrían ser utilizados complementariamente con otras medidas de forma que puedan evitarse los riesgos de atacar solo un flanco y descuidar el otro.

Referencia:

Host serum iron modulates dengue virus acquisition by mosquitoes: https://doi.org/10.1038/s41564-019-0555-x

Más en TekCrispy