El pasado 6 de septiembre, la compañía Alfa International Seafood retiró de manera voluntaria su producto refrigerado de filete de atún de aleta amarilla del mercado ya que muchas personas que lo habían consumido se habían intoxicado.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha publicado un comunicado informando la decisión de la empresa y las causas, entre las cuales figura haber reconocido que sus productos estaban contaminados.

Altos niveles de histamina en el atún

Los filetes de atún de aleta amarillo se vendían en las tiendas de comestibles Kroger, Baker’s, Dillon, Gerbes, JayC Food y Payless, según señala la agencia. Estos se vendieron en 16 estados del países, pero han sido retirados del mercado a causa de una “epidemia” de extrañas alergias entre los consumidores.

Varias personas que comieron dichos productos desarrollaron un tipo de intoxicación extraña, que la FDA ha dividido en cinco. A pesar de ello, la compañía considera que se trata de casos aislados, sin embargo, ha decidido colaborar con la agencia en la investigación y como medida de protección hacia sus clientes decidió retirar sus filetes de atún.

El producto se vendió con las etiquetas de filetes de atún aleta amarilla o filetes de atún aleta amarilla sazonada en el mostrador de servicio o en una bandeja en una vitrina, entre el 20 de agosto de 2019 y el 7 de septiembre del mismo año.

Intoxicación por peces escombroides

Cuando el pescado no se refrigera de la manera correcta, los niveles de histamina se elevan en su carne y puede causar intoxicación por peces escombroides.

Según el comunicado de la FDA, el tipo de contaminación que experimentaron los que comieron el pescado fue intoxicación por peces escombroides, la cual suele ocurrir cuando las personas comen pescado contaminado con altos niveles de histamina.

¿Has escuchado de los antialérgicos, también conocidos como antihistamínicos? Pues bien, la histamina es un compuesto natural que causa síntomas de alergia. Entre ellos, sensación de hormigueo o ardor en la boca, hinchazón facial, erupción cutánea, urticaria y picazón en la piel, así como náuseas, vómitos y diarrea.

Esto nos lleva a pensar en cómo los atunes pudieron contaminarse con dicha sustancia. Según el Departamento de Salud de Minnesota, esto puede ocurrir cuando el pescado nose refrigera de manera adecuada.

Por el momento, los estadounidenses deberán ser especialmente cuidadosos con los productos de mar que adquieran. Si ya compraron filete de atún en esa época, lo recomendable es devolverlo a la tienda donde se adquirió y solicitar un reembolso.

Referencias:

Recall of Yellowfin Tuna Steaks Issued. https://www.fda.gov/safety/recalls-market-withdrawals-safety-alerts/recall-yellowfin-tuna-steaks-issued

Scombroid Fish Poisoning. https://www.health.state.mn.us/diseases/scombroid/index.html