En la actualidad, no son pocas creaciones que han sido diseñadas con la intensión de reemplazar las fuentes de energía fósiles. Después de todo, estas no solo son un recurso finito, sino que ha quedado comprobado que su explotación resulta dañina para el planeta.

Por ello, actualmente podemos encontrar tanto iniciativas individuales como movimientos de toda una nación que se encaminan hacia la utilización de energías, como diríamos, más verdes. Con esto en mente, no es raro que pensemos en la energía que se puede recolectar del viento, del agua y del sol.

Los primeros dos pueden o no ser recursos que se presenten con frecuencia en una zona, y la construcción de las infraestructuras para aprovecharlos puede ser tan costoso como difícil, si los espacios son reducidos. Debido a esto, la opción que termina calificada como la más obvia es la que utiliza la energía solar.

No obstante, esta se trata de una obviedad engañosa. Ello debido a que si los equipos no cuentan con la capacidad de almacenarla durante el día, por la noche, cuando el sol se oculta, nos quedamos sin opciones. Es allí donde entra este nuevo invento, que podría darnos luz sobre cómo resolver este asunto –literalmente.

“Generando luz de la oscuridad”

Este es el sencillo pero contundente título por el que se ha dado a conocer la investigación que sustenta la creación del equipo. Ha sido el 12 de septiembre de este año, la fecha exacta que sus autores han escogido para su liberación al público.

Los nombres de estas mentes innovadoras son:  Aaswath P. Raman, Wei Li y Shanhui Fan. Y en su publicación se dedicaron a dar a conocer no solo los resultados de su investigación, sino las implicaciones y usos favorables que esta podría tener en nuestra sociedad moderna.

Una nueva alternativa a los combustibles fósiles

Como ya lo mencionamos más atrás, todas estas nuevas fuentes de energía naturales han surgido como una respuesta que busca detener el daño que los combustibles fósiles causan en el ambiente al disminuir su uso. Sin embargo, muchas de las energías ecológicas que conocemos en la actualidad no son tan fáciles de instalar como lo podríamos creer.

Asimismo, están sujetas a muchas variables y limitaciones, siendo de ellas el sol una de las más constantes. Sin embargo, el método que implica su utilización también tiene sus fallas. A pesar de ello, si se pudiera crear un híbrido entre esta última y esta nueva máquina capaz de aprovechar la oscuridad, verdaderamente podríamos estar en presencia de un equipo capaz de dar energía en cualquier rincón del mundo –ya que lo que sin duda tenemos por igual en todo este, es tanto luz como oscuridad.

Así es cómo funciona este dispositivo

Principalmente, es importante destacar que se desarrolla a través de uso de un sistema térmico. Es decir que, utiliza la temperatura del ambiente para ser capaz de generar energía y activarse.

Un detalle que lo diferencia se trata de la fuente de energía que este dispositivo usa. Por lo general, los que se manejan como equipos termoeléctricos deben encontrarse cerca de una gran fuente de calor. Esto no es el caso del nuevo invento.

Para él, solo el calor que generaría, por ejemplo, el techo de una casa podría dar pie a la generación de 25 miliwatts de poder. Con ello, es más que suficiente energía para hacer que un diodo de luz (una bombilla) se ilumine por completo. Gracias a un invento como este, finalmente en todo el mundo –incluso en los lugares más aislados– no tendría que volver a haber una sola noche sin algo que la ilumine.

Referencia:

Generating Light from Darkness: https://doi.org/10.1016/j.joule.2019.08.009

Más en TekCrispy