Foto: Financial Times

Francia ya está tomando medidas en torno a la criptomoneda de Facebook y la forma en que podría influir en su soberanía monetaria, por lo que un reciente reporte indica que gobierno impedirá el desarrollo de Libra.

El país se une a una serie de reguladores que no están de acuerdo con el desarrollo de Libra, la criptomoneda que Facebook se encuentra desarrollando y llegará en 2020. Francia afirma que esta cripto afecta la “soberanía monetaría” de los gobiernos.

“Quiero ser absolutamente claro: en estas condiciones, no podemos autorizar el desarrollo de Libra en suelo europeo”, dijo Bruno Le Maire en la apertura de una conferencia sobre criptomonedas virtuales.

“La soberanía monetaria de los países está en juego” de una “posible privatización del dinero … por un único actor con más de 2 mil millones de usuarios en el planeta”, dijo el funcionario francés.

El pasado mes de agosto, el Comisionado de Información (ICO, por sus siglas en inglés) del Reino Unido, regulador de protección de datos de la nación, manifestó su preocupación sobre la manera en que Facebook planea proteger la privacidad de los usuarios con Libra.

De esta forma, Francia se une a Reino Unido y demás homólogos de la Unión Europea, Australia y Canadá en torno a la poca información que Facebook ha proporcionado sobre Libra y su billetera Calibra, así sobre cómo evitaría operaciones ilegales como el lavado de dinero.

La IA de Facebook convierte objetos 2D en formas 3D

Facebook anunció Libra a mediados de 2019, afirmando que se trata de una criptomoneda y su billetera Calibra,  que permitirá enviar y recibir pagos en la criptomoneda a través de aplicaciones de Android e iOS, incluyendo WhatsApp y Facebook Messenger.

A pesar del temor y preocupación por parte de las instituciones gubernamentales, Facebook manifestó que no tiene planes de sustituir el sistema bancario tradicional sino ampliar el acceso al sistema financiero a través de Libra, alcanzando a los 1,7 millones de usuarios que actualmente no están bancarizados.

Sin embargo, no es la primera vez que Facebook manifiesta a sus seguidores, instituciones y entes reguladores que no hay de qué preocuparse en torno a cualquier movimiento con su compañía. Sin embargo, las polémicas en torno a la plataforma de Mark Zuckerberg le han dejado en una posición no grata.

Además, el hecho de desarrollar una propia moneda implica que Facebook planea ir más allá en torno al control del sistema monetario actual, no obstante, habrá que esperar que la compañía ofrezca más detalles acerca de cómo se adaptará a las regulaciones bancarias, así como también acerca de sus medidas para proteger la privacidad de sus usuarios.

Más en TekCrispy