En nombre del principio de precaución, los ayuntamientos de cinco ciudades francesas: París, Lille, Nantes, Grenoble y Clermont-Ferrand, anunciaron conjuntamente un decreto municipal que prohíbe el uso de pesticidas químicos, citando la necesidad de salvaguardar la biodiversidad y la salud pública.

Su decisión amplía el movimiento lanzado por docenas de pequeñas comunidades rurales que recientemente decidieron prohibir el uso de pesticidas cerca de los hogares, culpando al gobierno central por no tomar medidas al respecto.

Francia iniciará su propio programa de reconocimiento facial

Anuncio simbólico

La medida anunciada es principalmente simbólica dado que la ley de 2017 ya prohíbe el uso de pesticidas sintéticos en parques y espacios públicos, y desde enero, a los jardineros domésticos en todo el país, también se les ha prohibido el uso de pesticidas, permitiendo solo el uso de productos fitosanitarios naturales.

El impacto de la contaminación química ha aumentado la agenda política en Francia, a medida que los votantes están cada vez más preocupados por la degradación ambiental y el cambio climático.

Las pocas áreas urbanas no incluidas en las prohibiciones incluyen espacios verdes administrados por propietarios privados, como en bloques de apartamentos, o por compañías como el operador estatal de ferrocarriles SNCF, que utilizan el controvertido glifosato herbicida en las vías del tren.

De manera conjunta, los alcaldes de las ciudades expresaron en un comunicado de prensa emitido el jueves 12 de septiembre:

“Conocemos el estado legal de tales decretos, pero nos corresponde a nosotros adoptar un enfoque concertado para cambiar la ley y contribuir a la salvaguardia del patrimonio invaluable de la biodiversidad en nuestros territorios y la salud de nuestros conciudadanos”.

Creciente preocupación

La ministra de Medio Ambiente, Elisabeth Borne, criticó el anuncio emitido por las cinco ciudades, todas ellas dirigidas por partidos de izquierda o de oposición, y calificó la medida como un “truco publicitario”.

Estas ciudades anunciaron conjuntamente un decreto que prohíbe el uso de pesticidas, citando la necesidad de salvaguardar la biodiversidad y la salud pública.

A pesar de la crítica, estas prohibiciones reflejan la creciente preocupación de los ciudadanos franceses, particularmente en las zonas rurales, por el uso continuado de pesticidas químicos, principalmente el glifosato.

Vapear puede perjudicar la fertilidad femenina

Francia es uno de los mayores usuarios de este herbicida en el continente europeo, que a pesar de que la Organización Mundial de la Salud lo describió como “probablemente cancerígeno”, sigue siendo ampliamente utilizado por los agricultores para rociar los cultivos.

El impacto de la contaminación química ha aumentado lentamente la agenda política en Francia a medida que los votantes están cada vez más preocupados por la degradación ambiental y el cambio climático. Se espera que el tema esté entre las principales prioridades de los votantes cuando asistan a las elecciones locales programadas para 2020.

Referencia: Paris, Clermont-Ferrand, Grenoble, Lille et Nantes interdisent les pesticides sur leur territoire. Communiqué de presse, 2019. https://bit.ly/2lNK9cB

Más en TekCrispy