Una de las grandes preocupaciones en los seres humanos, y sobre todo en las mujeres, es el hecho ineludible de la vejez. Desde tiempos ancestrales se han buscado diferentes formas de revertir el paso de los años, de modo que esta sea menos evidente en la apariencia física y el funcionamiento de nuestro cuerpo.

Sin embargo, a pesar de todos los métodos recomendados, incluso los hábitos saludables como una buena alimentación, evitar exponerse demasiado al sol y cuidar la duración y calidad del sueño, no han sido suficiente. Como plantea la película japonesa Toki Wo Kakeru Sojo, “el tiempo no espera por nadie“. A todos nos llega la vejez en algún momento.

Pero tal parece que esto pudiera cambiar con un nuevo hallazgo que plantea que es posible retrasar el reloj de la “edad biológica” por medio de un régimen de medicamentos, según los cambios en la acumulación de cambios ADN con el paso de los años.

El verdadero objetivo era la glándula del timo

Lo curioso del caso es que parece ser un hallazgo accidental. Y es que la intención de los científicos con este ensayo farmacológico no tenía como fin retroceder el reloj biológico de los participantes, sino que estaban enfocados en un signo de envejecimiento específico relaciono con la glándula del timo.

El timo es un órgano muy importante para el sistema inmunológico de un ser humano, pues se encarga de modificar las células inmunes maduras de modo que se convierten en células especializadas que detectan y destruyen a los agentes patógenos que invaden el cuerpo.

Pero mientras mayor es su relevancia de algo, más impacto puede ocasionar su deterioro con el tiempo. Gregory Fahy, biogerontólogo, director científico, cofundador de Intervene Immune y autor principal de la investigación, explica que después de la pubertad, el timo va perdiendo facultades: va perdiendo tejido y como consecuencia se reduce considerablemente su tamaño, y a su vez empieza a acumular grasa.

El consumo crónico de cocaína puede modificar la expresión de los genes

La hormona el crecimiento puede hacer crecer el timo

Hasta ahora, se cree que la hormona del crecimiento puede ayudar a promover la recuperación del tejido perdido en el timo, pues se han encontrado indicios de ello en estudios realizados en animales y pacientes humanos con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

Fahy intentó comprobarlo por sí mismo, y en la década del 2000 se inyectó a sí mismo la hormona del crecimiento y encontró “evidencia de crecimiento tímico“. Pero bien sabemos que el hecho de que funcionara en un solo individuo no da demasiada credibilidad al hallazgo. Entonces decidió replicar el hallazgo con una población más grande y saludable.

Fahy reunión nueve voluntarios sanos, de los cuales todos eran hombres blancos cuya edad se encontraba entre 51 y 65 años. Se les suministró un cóctel preparado a partir de la hormona del crecimiento, un medicamento para la diabetes y un suplemento hormonal.

Cada participante debió tomar la mezcla varia veces por semana durante un año, y luego de este tiempo, los científicos analizarían su ADN para detectar los cambios. Para ello, Fahy contactó al genetista y bioestadista Steve Horvath, profesor de la Universidad de California, por su experiencia en el desarrollo de relojes epigenéticos de alta precisión.

Reducción de la edad biológica y aumento de la esperanza de vida

Con la administración de una mezcla de medicamentos durante un año, nueve hombres lograron revertir su edad en aproximadamente 1,5 años y aumentar su esperanza de vida.

Horvath se encargó de extraer el ADN y descubrió que las estimaciones de la edad biológica de los participantes habían disminuido durante el año de experimento. Pero no solo ello, se observó también las estimaciones sobre su esperanza de vida en general habían aumentado.

Las etiquetas químicas posadas sobre el ADN por las que se guiaron los científicos en dicha experiencia les permitieron estimar la reversión de 2.5 años en la edad biológica. Aunque no está demás acotar que si restamos a dicha edad el año que transcurrió mientras se realizaba el experimento, entonces los hombre recuperaron en realidad unos 1,5 años de vida.

El informe, publicado en la revista Aging Cell, indica que los signos de la reversión de la edad biológica se aceleraron luego de nueve meses de tratamiento con el cóctel de medicina, y el efecto pareció mantenerse aún después de seis meses de haber finalizado el experimento, lo que sugiere un cambio a largo plazo.

Fahy encontró evidencia de que el tejido del timo de los participantes había empezado a recuperarse y que estaba cumpliendo nuevamente con su función de producir nuevas células inmunes especializadas.

Vimos algunas señales de que podríamos estar haciendo más que mejorar el sistema inmunológico“, dijo Fahy, pues observó cambios positivos en otros ámbitos corporales. Por ejemplo, los riñones cumplían con su función de manera más eficiente filtrando las toxinas presentes en la sangre.

Aún no se ha podido devolver el tiempo cronológico, ni mucho menos evitar el envejecimiento. Pero este resultado indica que la edad biológica, esa que define el funcionamiento de nuestro cuerpo, sí puede ir hacia atrás, hacia la juventud.

Herramienta podría hacer un diagnóstico temprano del Alzheimer

Etiquetas químicas en el ADN relacionadas con la edad

Conforme avanzan nuestras vidas, la estructura de nuestro ADN va reuniendo nuevos compuestos químicos, como grupos metilo, conformados por carbono e hidrógeno, los cuales se adhieren a su estructura helicoidal y pueden afectar la forma en que nuestras células captan las instrucciones de los genes. A esto se le conoce como cambios epigenéticos.

La utilidad de estos compuestos situados sobre nuestra configuración genética radica en que pueden servir como referencia a la hora de calcular la edad biológica de una persona en un rango de dos a tres años. Pero los hallazgos de esta investigación sugieren que estos cambios pueden ser reversibles. No obstante, se trata de resultados preliminares. Aún es muy pronto para afirmar que se ha encontrado una forma de revertir el paso del tiempo en nuestro cuerpo.

Referencia:

Reversal of epigenetic aging and immunosenescent trends in humans. https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/acel.13028

Más en TekCrispy