El Brexit podría afectar no solo la calidad de vida de los ciudadanos londinenses, sino también a las empresas que hacen vida en las islas británicas. En este sentido, la interrogante acerca de que las startups de estas regiones podrían competir con Silicon Valley, sale a relucir en estos tiempos donde se muestra un panorama incierto.

A pesar de la incertidumbre generada entre los europeos por el Brexit, el medio tecnológico sigue en auge, y es que este sector nunca descansa, y como consecuencia, cada vez hay más personas interesadas en formar parte del ecosistema. Es por esto que muchos emprendedores siguen apostando por el negocio tecnológico en cualquier parte del mundo.

Brexit vs. startups británicas

Las startups británicas tienen un camino cuesta arriba a la hora de posicionarse al nivel de Silicon Valley, y no porque no estén capacitadas para hacerlo, sino porque el talento humano no se quiere quedar a ver qué pasa.

Un informe reciente señala que las principales empresas de tecnología británicas no están atrayendo profesionales en tecnología como años atrás. Tanto así, que los analistas señalan un déficit de USD$ 155 millones para estas compañías.

Muchas compañías tecnológicas han manifestado su descontento, en vista del futuro incierto que genera el Brexit, ya que como señalan las estadísticas también afecta seriamente el negocio tecnológico. Algunos estudios indican que las empresas podrían perder el acceso a las nuevas tecnologías, mientras que el 60% de piensa que la situación podría empeorar en los próximos meses.

¿Qué son las tierras raras y por qué son tan importantes para el desarrollo tecnológico?

Y es que tal vez muchos de los profesionales no solo piensan en sus posibilidades tras el supuesto bloqueo tecnológico y el evidente panorama político que se observa en  Londres. Sino también en la financiación de los proyectos, así como la posibilidad de optar a mejores dividendos.

No obstante, más allá de lo que pueda representar el percibir un mejor salario, los profesionales de origen británico también podrían estar pensando en sus posibilidades para seguir creciendo en el ecosistema tecnológico, acercarse a nuevas tecnologías y lo que no tiene precio: la certeza de que estarán en un entorno de trabajo estable.

Es ahí donde la mayoría de las empresas en crecimiento deben apostar o analizar a la hora de contratar nuevos profesionales, pues aunque actualmente las comunicaciones permiten la modalidad de trabajo remoto, es difícil asegurar que Londres mantenga una posición privilegiada para competir con Silicon Valley.

Un informe reciente señala que la mayoría de las empresas del sector tecnológico mantienen opinones divididas en torno al Brexit, un 36% tiene esperanzas de que el Brexit no suceda, mientras que 29% quiere una segunda consulta popular, el 23% solo quieren resultados en corto plazo y otros no quieren acuerdos.

Las startups de tecnología tendrían que pensar en mejores estrategias para mantener su capacidad de generar fuentes de empleo a pesar del panorama político y más aún teniendo en cuenta que otras ciudades de Europa siguen trabajando para convertirse en urbes tecnológicas.

Más en TekCrispy