Un informe publicado por el evangelista de seguridad de Avast, Luis Corrons muestra que la mayoría de las aplicaciones de linternas en Android piden cualquier cantidad de permisos para el correcto funcionamiento de la aplicación.

Hoy en día, no es muy común que los usuarios tengan que descargar este tipo de aplicaciones en los smartphones más actuales, sin embargo, muchos usuarios que cuentan con equipos más antiguos están corriendo un riesgo sin saberlo.

Más de 50 permisos

La fuente menciona que Corrons probó todas las aplicaciones de linterna de Android y encontró que de 937 de esas aplicaciones, siete son realmente maliciosas, mientras que la “gran mayoría” solicita en promedio 25 permisos.

Asimismo, el investigador menciona que 77 de estas aplicaciones solicitaron más de 50 permisos, una cifra que representa aproximadamente “un tercio del número total de permisos que admite el sistema operativo Android”.

Millones de descargas

Dentro de este informe Corrons revela que algunas de las aplicaciones más populares que cuentan con más de 100.000 descargas como Linterna Ultra Color y Linterna super brillante solicitan 77 permisos, mientras que Linterna Plus que cuenta con 1,000,000 descargas y La linterna LED más brillante: modo LED múltiple y SOS piden 76 permisos.

Elige las apps que aparecerán en las nuevas cuentas de Windows 10 con esta aplicación
Cortesía de: zdnet

Asimismo, la aplicación de FlashLight: la luz de destello más brillante, Linterna para Samsung que pide 71 y 70 permisos respectivamente, mientras que otras como Linterna: la luz LED más brillante y el flash de llamada, y Linterna gratis – LED más brillante, pantalla de llamada solicitan hasta 68 permisos.

Problemas de privacidad

Aunque algunas de las aplicaciones solicitan permisos bastante claros y aquellos relacionados con grabar audio, leer listas de contactos e incluso escribir contactos.

Cortesía de: zdnet

Hasta llegar al punto más grave de solicitar permisos para eliminar procesos en backgrond, realizar llamadas telefónicas, enviar o recibir mensajes SMS, acceder a datos de ubicación geográfica o activar descargas sin notificar el usuario.

Aunque no es la primera vez que dentro de la Google Play Store se presentan este tipo de aplicaciones fraudulentas, los investigadores recomiendan que los usuarios presten atención exclusiva en aquellos permisos que otorgamos.

Más en TekCrispy