En las películas casi siempre está la figura del villano cuyas ideas van en contra de las de nuestro protagonista y, normalmente, le hace la vida imposible. Sin embargo, estas ideas no siempre son tan descabelladas, de hecho, muchas veces podríamos incluso estar de acuerdo con la premisa que mueve a estos personajes a comportarse de la manera en que lo hacen.

Es por esta razón que hoy decidimos rendirle homenaje a estos antagonistas que nos hicieron pensar dos veces acerca de las ideas que proponían. Pero cuidado, algunos contienen spoilers.

Roy Batty, ‘Blade Runner’ (1982)

Con su discurso “lágrimas en la lluvia”, este personaje se ganó el entendimiento de todos. Luego de salvar al protagonista Rick Deckard, Roy habla acerca de la vida y de cómo toda su experiencia se perdería en el tiempo luego de su muerte. 

Durante la película, este antagonista defendió la idea de que si dejábamos de sentir miedo, por fin seríamos libres, pero que esa libertad se pagaba con sangre. Esta premisa cobra aún más fuerza debido a su naturaleza de “replicante”, un robot con características humanas que, quizás, podrían llegar a ser más humanos de lo que parecen.

Tyler Durden, ‘El club de la pelea’ (1999)

Este personaje simplemente es todo lo que el sistema le teme, porque durante toda la película lo único que hace es plantearnos la idea de que nuestra forma de vivir no tiene sentido y que por eso es que nunca somos felices. De hecho, logra conseguir a tantos seguidores que es tratado como un sabio salvador.

Sin lugar a dudas, esta película logra que reflexionemos acerca del rumbo de nuestras vidas y su final increíble nos deja una sensación difícil de superar.

Guasón ‘Batman, el caballero de la noche’ (2008)

Este personaje enigmático, que ya ha sido adaptado al cine en varias oportunidades, es un sociópata radical que también deja en claro lo débil que es el sistema.

A pesar de que está evidentemente loco, sus acciones anárquicas y las “pruebas” que le hizo a la sociedad nos hace pensar en que quizás somos más frágiles de lo que parecemos y que deberíamos corregirlo, aunque lo hizo ver de todas las formas incorrectas posibles.

Ra’s Al Ghul, ‘Batman inicia’ (2005)

Increíblemente, este villano tiene un punto muy fuerte de su lado, y es que la intolerancia con aquellos que infringen la ley es un tema que aún hoy en día se debate muy fuertemente. Sin embargo, lo que este antagonista defiende es que no se debe perdonar a ningún criminal y le parece que los genocidios serían la solución a este problema.

Siendo líder de la Liga de Asesinos o Liga de las Sombras, este personaje tiene muchísimo peso en la vida de Batman, pues es quien le enseña a pelear y a ser aliado de la oscuridad. Sin embargo, nunca pudo plantarle la idea de que la forma de castigar a otros era asesinándolos.

El monstruo de Frankenstein, ‘Frankenstein’ (1931)

Imagina por un segundo que fuiste traído a este mundo sin saber en absoluto cómo funciona, que todo lo que querías era ser amado y que luego, te abandonen por ser considerado un ser terrible. Experiencias como esa pueden cambiar a cualquiera, así que los motivos de este monstruo son más que entendibles. Sin lugar a dudas, su historia conmueve hasta al más frío de la audiencia.

Los simios, ‘El planeta de los simios’ (1968)

Para todo aquel que ve la película por primera vez, le es muy difícil comprender por qué los simios actúan como lo hacen y los ven como unos seres terribles que lo único que hacen es dañar.

Sin embargo, una vez que la película termina, todo cobra sentido. En definitiva, esta es una obra maestra que nos hace preguntarnos si realmente somos nosotros los villanos en el mundo.

Richmond Valentine ‘Kingsman, el servicio secreto’ (2014)

A pesar de lo tonto que parece este personaje, lo que defiende es bastante lógico, aunque excesivamente extremista. Él hace una analogía con el calentamiento global y las enfermedades, en la cual explica que el virus que ataca al organismo (en este caso, el planeta) somos los humanos, y que la fiebre que surge para combatir ese virus es el calentamiento global. Al final, solo hay dos resultados posibles: el virus mata al organismo o el organismo mata el virus. Sin lugar a dudas, Valentine nos dio algo que pensar.

Agente Smith, ‘Matrix’ (1999)

Una vez más, si pensamos realmente en las motivaciones de este villano, nos damos cuenta de que quizás los malos somos nosotros. Además, está claro que lo que busca es defender la supervivencia de las máquinas de los humanos que querían librarse de ellas, aunque en la tercera entrega la situación se le salga un poco de las manos.

Michael Corleone, ‘El padrino’ (1972)

A pesar de que la mafia es un muy mal lugar para estar, las motivaciones de Michael Corleone son muy lógicas. Lo que realmente hizo fue defender a su familia y tomar las responsabilidades que le correspondían, pues, a pesar de todo, la familia lo era todo para él.

Thanos, ‘Avengers: Infinity War’ (2018)

A pesar de que es absurdo que la solución a la escasez y a la superpoblación en el universo sea acabar con la mitad de la vida presente en él, es imposible no pensar en que este villano tiene un buen punto, aunque nunca lo supo manejar. Ahora bien, no podemos negar que si Thanos, Richmond Valentine y Ra’s Al Ghul se conocieran, realmente estaríamos en problemas.

Otoño abre cancha a los estrenos más esperados del año

Más en TekCrispy