La tripanosomosis africana humana, popularmente conocida como la enfermedad del sueño, es una enfermedad tropical generalizada que puede ser mortal si no se trata, la cual se propaga por la picadura de la mosca tse-tsé infectada, una especie nativa del continente africano.

La enfermedad es causada por parásitos protozoarios que pertenecen al complejo Tripanosoma brucei. Una vez infectado, el huésped experimenta una serie de síntomas que incluyen fiebre, inflamación de los ganglios linfáticos, dolores musculares y articulares, dolores de cabeza e irritabilidad.

La mayor reserva natural de África está en peligro por exploración petrolera

Alta prevalencia

En etapas avanzadas, la enfermedad ataca el sistema nervioso central y las personas presentan cambios en la personalidad, alteración del reloj biológico (ritmo circadiano), confusión, dificultad para hablar, convulsiones y dificultad para caminar y hablar. Estos problemas pueden desarrollarse durante años y, si no se tratan, la persona muere.

Tripanosoma brucei, parásito responsable de la enfermedad del sueño.

La tripanosomiasis africana humana toma 2 formas, dependiendo del parásito involucrado. La subespecie Tripanosoma brucei gambiense representa más del 98 por ciento de los casos reportados. Otras especies y subespecies de parásitos del género Tripanosoma son patógenas para los animales y causan tripanosomiasis en animales salvajes y domésticos.

En el área de Nsukka en Nigeria, T. brucei es altamente prevalente en perros, cerdos, ovejas y cabras de África occidental. Las moscas tse-tsé abundan en el área de Nsukka y se encuentran infectadas con tripanosomas. Sin embargo, la identificación morfológica por microscopía no permite la distinción de diferentes especies y subespecies de parásitos, lo que imposibilita discriminar entre tripanosomas infecciosos humanos y no humanos.

Métodos moleculares

Para cerrar esta brecha y ayudar con un diagnóstico preciso, un equipo de investigadores realizó un estudio en perros con signos clínicos de la enfermedad, a fin de determinar qué especies de tripanosomas causan tripanosomosis canina en el área y si algún perro alberga el tripanosoma infeccioso humano.

La enfermedad se propaga por la picadura de la mosca tse-tsé infectada con el parásito.

Para ello, el equipo de investigación, que contó con la participación de científicos de las Universidades de Abuja y Nigeria, en colaboración con investigadores de la Universidad de Bristol, ha desarrollado métodos moleculares para la identificación de tripanosomas.

La colaboración condujo a la identificación precisa de los tripanosomas en 19 casos recientes de tripanosomosis canina referidos a al Hospital de Enseñanza Veterinaria de la Universidad de Nigeria (UNVTH). El método desarrollado permitió que los investigadores pudieran detectar un microbio potencialmente infeccioso de la enfermedad del sueño en perros de compañía en Nigeria.

Por esta razón nunca debes dejar que tu perro coma chicle

Al respecto, la doctora Wendy Gibson, profesora de protozoología en la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad de Bristol y coautora del estudio, comentó:

“Para nuestra sorpresa, encontramos que 2 de los 19 perros analizados portaban el parásito Tripanosoma brucei gambiense, la subespecie del parásito que causa la mayoría de los casos de tripanosomiasis humana en África”.

Si bien se considera que los perros son centinelas para la infección por tripanosoma en lugar de hospedadores reservorios, porque los perros son muy susceptibles a la infección, y si no son tratados, sucumben rápidamente, este hallazgo enciende las alarmas ya que puede representar un peligro para la salud humana.

Referencia: Identification of Trypanosoma brucei gambiense in naturally infected dogs in Nigeria. Parasites & Vectors, 2019, https://doi.org/10.1186/s13071-019-3680-8

Más en TekCrispy