Google se ha convertido en una de las empresas con mayores acusaciones antimonopolio debido a su modelo de negocios basado en anuncios segmentados. En un nuevo informe de Reuters señala que fiscales generales de EE. UU., abrieron formalmente una investigación antimonopolio a Google.

Los fiscales generales de 48 estados de EE. UU., El Distrito de Columbia y Puerto Rico, solicitan a Google documentos vinculados principalmente con su sistema de publicidad, conocido por segmentos o anuncios personalizados.

De acuerdo con Reuters, el fiscal general de Texas, Ken Paxton, dijo que la investigación se centrará en el “control general de los mercados de publicidad en línea y el tráfico de búsqueda que puede haber llevado a un comportamiento anticompetitivo que perjudica a los consumidores”.

Anuncios segmentados

El modelo de negocios de Google se centró en anuncios publicitados segmentados, es decir, basados en los acciones y el comportamiento de los usuarios de la web, con el fin de mostrar la publicidad adecuada a la persona adecuada.

Esto, aunque parezca insignificante, quiere decir que Google es capaz de analizar cada movimiento de las personas para obtener mayor posibilidades de obtener sus clicks.

IA de DeepMind predice la pérdida de la función renal con dos días de anticipación

Demandas

Google enfrentando demandas por conductas antimonopolio en la Unión Europea desde el 2016, cuando la Comisión Europea acusó a Google de bloquear a terceros forzar a usar AdSense tras haber mostrado publicidades de búsqueda que eran de la competencia de la compañía.

En 2017, el gigante tuvo que pagar una multa de 2,4 millones de euros, y en 2018 pagaron otra multa de 4,34 millones de euros.

Hace pocos meses el Departamento de Justicia de EE.UU.inició un amplio proceso de revisión antimonopolio en contra de las principales compañías para determinar si estas empresas están reduciendo la competencia dentro del país norteamericano. Con este nuevo anuncio se confirma que las recientes investigaciones anunciadas en contra de Google, Amazon, Facebook y Apple, también buscan determinar si estas empresas violan las leyes antimonopolio de EE.UU.

Varios abogados generales presentes describieron la investigación como “preliminar” y dijeron que esperaban que se ampliara para cubrir otros problemas, incluida la privacidad de los datos.

Más en TekCrispy