Apple muestra su descontento sobre el reciente informe de Google que habla sobre las vulnerabilidades presentes en iOS 12.1.4 que permiten que los iPhone puedan ser hackeados de forma sencilla.

El pasado 30 de agosto, Google publicó a través del blog de su equipo de seguridad, Project Zero una serie de hallazgos que colocaban entre dicho la seguridad del iPhone.

Cinco cadenas de exploits

Según la fuente, durante este informe Google anunció que a través de iOS se desplegó una campaña de 14 vulnerabilidades distribuidas a través de cinco cadenas de exploits que se activaban al visitar un sitio en específico.

Una campaña que según Google comenzó en septiembre de 2016 y culminó en enero de 2018, la cual entre otras acciones permitía ejecutar código malicioso en la aplicación de iMessage.

Google “exageró en su informe”

En este sentido, Apple menciona que esas afirmaciones de Google son exageradas y no muestran toda la verdad sobre los márgenes de seguridad que se encuentran presentes en este sistema operativo.

La compañía de Cupertino destaca que este “ataque sofisticado” se enfocó no en una evaluación amplia de iPhones “en masa”, sino que más bien a una población de “menos de una docena de sitios web”.

La Apple Card ya está disponible para todos, así es como funciona

Según afirma la compañía el punto focal de estas vulnerabilidades eran la población musulmana uigur que vive en China y en el extranjero, y no todos los usuarios de iOS.

Tan solo dos meses

Asimismo, Apple menciona que Google exageró la duración de tiempo que estuvieron operativos estos ataques, pues la compañía de Mountain View mencionó en su informe que pasó más de un año para que Apple resolviera estos inconvenientes de seguridad.

Apple destaca que de acuerdo a su evidencia estos ataques ocurrieron en un periodo más corto, pues desde el tiempo en el que Google notificó a Apple sobre este inconveniente y hasta la resolución del mismo, transcurrieron aproximadamente dos meses. Apple menciona que:

Solucionamos las vulnerabilidades en cuestión en febrero, trabajando extremadamente rápido para resolver el problema solo 10 días después de que nos enteramos. Cuando Google nos informó, ya estábamos en el proceso de corregir los exploits.

Ante esta queja por parte de Apple, Google responde que “respalda su investigación en profundidad” y que este tipo de análisis “está diseñado para avanzar en la comprensión de las vulnerabilidades de seguridad“.

Más en TekCrispy