Muchos expertos han considerado que vapear es una alternativa mucho más segura que fumar, instando a las personas, incluidas las embarazadas, a usar cigarrillos electrónicos en lugar de los cigarrillos tradicionales.

Después de 15 años en el mercado, millones de personas son usuarios de los cigarrillos electrónicos, que si bien tienen menos toxinas que los cigarrillos tradicionales, cuentan con otros productos químicos y elementos de calentamiento cuyos efectos en la salud no se comprenden plenamente.

Los problemas pulmonares por vapear parecen relacionarse con el consumo de marihuana

¿Más seguros?

De acuerdo a una investigación realizada por investigadores de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, la nicotina y los productos químicos en los cigarrillos electrónicos pueden hacer que sea mucho más difícil que un embrión se implante en el útero. El estudio también encontró que vapear durante el embarazo puede desencadenar anormalidades permanentes en el desarrollo de los bebés.

Los hallazgos ofrecen una perspectiva más clara sobre la seguridad percibida de los cigarrillos electrónicos.

Para el estudio, los investigadores examinaron si la exposición al cigarrillo electrónico perjudica la implantación de un embrión fertilizado en el útero y la salud de la descendencia.

A tal fin, el equipo expuso a un grupo de ratas preñadas al vapor de un cigarrillo electrónico 5 veces a la semana por 4 meses.

Los investigadores encontraron que la fertilidad de las hembras estaba drásticamente deteriorada. Según explican, estos efectos pueden ser más graves en humanos debido a diversos factores ambientales, de salud y genéticos.

Pero la investigación arrojó un hallazgo adicional. La doctora Kathleen Caron, académica en el Departamento de Biología y Fisiología Celular de la Universidad de Carolina del Norte y autora principal del estudio, comentó:

“También descubrimos que el uso de cigarrillos electrónicos durante el embarazo cambió la salud y el metabolismo a largo plazo de la descendencia femenina, lo que imparte efectos de segunda generación para toda la vida en el feto en crecimiento”.

Efectos nocivos

Además, la descendencia femenina expuesta al vapor de los cigarrillos electrónicos en el útero exhibió una reducción de peso significativa a los 8,5 meses, mientras que los machos exhibieron una leve, pero no significativa, deficiencia de fertilidad.

Al considerarla una alternativa mucho más segura que fumar, se ha instado a las personas, incluidas las embarazadas, a usar cigarrillos electrónicos.

La investigación sugiere que la nicotina, sin importar cómo se inhala, amenaza las posibilidades de concepción uterina y coloca a los fetos en riesgo de defectos de nacimiento. Los investigadores sospechan que los efectos nocivos del vapeo también pueden atribuirse al propilenglicol y la glicerina vegetal, los líquidos base de los cigarrillos electrónicos.

Adolescentes obesos podrían tener daño cerebral

Se deduce entonces que la exposición a cigarrillos electrónicos en ratones perjudica el inicio del embarazo y la salud fetal, lo que sugiere que el uso de cigarrillos electrónicos en mujeres en edad reproductiva o durante el embarazo debe considerarse con precaución.

Sobre la base de estos resultados, los autores señalan que los hallazgos del estudio son relevantes, ya que ofrecen una perspectiva más clara sobre la seguridad percibida de los cigarrillos electrónicos como alternativas a los cigarrillos tradicionales antes y durante el embarazo.

Referencia: E-Cigarette Exposure Delays Implantation and Causes Reduced Weight Gain within in utero Exposed Female Offspring. Journal of the Endocrine Society, 2019. https://doi.org/10.1210/js.2019-00216

Más en TekCrispy