La relación entre la presión arterial alta (hipertensión) y la disfunción cognitiva ha generado un gran interés y una amplia investigación en las últimas décadas.

Si bien han aumentado las preocupaciones sobre la perfusión cerebral, el flujo sanguíneo y los niveles de presión arterial, hay evidencia limitada de si la prevención de la demencia o la disminución del deterioro cognitivo está asociada con la reducción de la hipertensión.

Tratamiento antihipertensivo

En este contexto, los resultados de un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Columbia sugieren que el tratamiento de la hipertensión arterial podría retrasar el deterioro cognitivo en adultos de mediana edad y mayores.

La presión arterial alta y el deterioro cognitivo son dos de las afecciones más comunes asociadas con el envejecimiento.

El estudio, que se presentó en las Sesiones Científicas de Hipertensión 2019 de la American Heart Association, reveló que los pacientes mayores que tenían presión arterial alta mostraron una tasa más rápida de deterioro cognitivo, pero el tratamiento antihipertensivo podría disminuir la tasa de deterioro.

Para evaluar el impacto de la hipertensión y su tratamiento en la función cognitiva, los investigadores llevaron a cabo un estudio observacional utilizando datos del Estudio Longitudinal de Salud y Jubilación de China (CHARLS), en el que identificaron 10.958 participantes de mediana edad y ancianos que fueron seguidos durante 4 años (de 2011 a 2015).

Los investigadores definieron la presión arterial alta como tener una presión arterial sistólica de 140 mmHg o más y una presión arterial diastólica de 90 mmHg o más, y/o tomar medicamentos antihipertensivos.

La cognición de los participantes se estimó mediante una puntuación compuesta de la Entrevista Telefónica del Estado de Cognición (TICS) y el recuerdo inmediato y retrasado de 10 sustantivos. Los puntajes de TICS variaron de 0 a 11 y el puntaje en las evaluaciones de recuerdo varió de 0 a 10.

Menor declive cognitivo

Tras el análisis, los puntajes generales de cognición disminuyeron significativamente de 11  en 2011 a 10,24 en 2015. En una cohorte de pacientes de 55 años o más, los investigadores encontraron que la cognición de pacientes hipertensos que estaban inconsciente de la condición mostró una disminución mayor de 0,57 puntos en comparación con aquellos sin hipertensión.

El tratamiento de la hipertensión arterial podría retrasar el deterioro cognitivo en adultos de mediana edad y mayores.

Además, se observó que los pacientes en tratamiento antihipertensivo tenían un declive cognitivo menor en comparación con los pacientes que no estaban al tanto de su condición. La disminución cognitiva de los pacientes en tratamiento antihipertensivo fue comparable a la disminución entre los participantes no hipertensos.

Los investigadores señalaron que los resultados fueron similares después de los ajustes por educación, residencia y género. No se observaron diferencias en el deterioro de la cognición al comparar grupos que incluían participantes de 45 a 54 años de edad.

Sobre la base de estos resultados, los investigadores opinan que se deben hacer esfuerzos para expandir las pruebas de detección de presión arterial alta, especialmente para las poblaciones en riesgo, porque muchas personas no están conscientes que sufren de hipertensión.

Si bien este estudio se centró en adultos de mediana edad y adultos mayores en China, los autores creen que los resultados podrían aplicarse a otras poblaciones.

En última instancia, es necesario comprender mejor cómo los tratamientos para la hipertensión pueden proteger contra el deterioro cognitivo y observar cómo la hipertensión y el deterioro cognitivo ocurren conjuntamente.

Referencia: Antihypertensive Treatment Stops Cognition Decline in Elderly Chinese With Hypertension. Hypertension, 2019. https://doi.org/10.1161/hyp.74.suppl_1.004