Actualmente, son cada vez más las tecnologías que se utilizan con la finalidad de personalizar nuestros servicios además de proteger nuestra privacidad. Sin embargo, esto último es cada vez más puesto en duda por los habitantes de todo el mundo.

En este caso, fueron los ciudadanos de Estados Unidos los que tuvieron la oportunidad de alzar la voz con respecto a un tema que cada vez escuchamos con más frecuencia, el reconocimiento facial. Para poder obtener el promedio de las opiniones de estos individuos, Pew Research Center dirigió una encuesta masiva este junio en la que participaron 4.272 estadounidenses.

Dentro de ella, se vio una clara tendencia de la mayoría de los adultos de este país a confiar en las fuerzas policiales para el uso de esta tecnología con un 59%. No obstante, la aceptación bajó mucho más cuando se puso sobre la mesa la posibilidad de que las empresas privadas también utilizaran estos sistemas.

¿Cuáles son las diferencias entre el uso policial y el de los sectores privados?

Para el primer caso, la policía utilizaría el reconocimiento facial con fines de protección. Es decir, podría ser aplicado en espacios públicos para identificar posibles amenazas así como individuos sospechosos. Asimismo, se podrían crear bases de datos como las que actualmente usan el FBI y la ICE para regular las licencias de conducir o incluso podría intentarse aumentar la vigilancia en actuales sitios de riesgo como las escuelas públicas.

Por otra parte, las empresas privadas podrían tener muchos más usos para la información que obtienen más allá de la simple vigilancia. Debido a esto, incluso acciones como el monitoreo de empleados en una oficina, el del tránsito de personas en apartamentos o el de las reacciones de las personas a las publicidades de la calle, no contaron con tantas percepciones positivas.

Como ya lo mencionamos, más de 50% de los estadounidenses declaran estar de acuerdo con que sea utilizada. Sin embargo, solo un 15% acepta su uso en la publicidad, el 30% podría estar de acuerdo con la protección del hogar y superándolo por un porcentaje muy breve, el 36% concuerda con la vigilancia de los espacios de trabajo. Con esto es claro que hasta ahora la sociedad no confía por completo en el uso que allí podrían tener sus datos.

Los problemas pulmonares por vapear parecen relacionarse con el consumo de marihuana

La aceptación de este sistema varió según las edades, etnias y afiliaciones políticas

A pesar de que el promedio general dio más de 50%, debemos acotar que ello cambió mucho según las distintas variables que se estudiaron en la encuesta. Por ejemplo, los ciudadanos blancos aceptaron esto en más de 60% mientras que los afroamericanos apenas sobrepasaron el 40%. Esto ya que opinan que la tecnología de reconocimiento facial aún tiene muchos fallos que pueden llevar al abuso de las minorías.

Con una tendencia similar de desacuerdo, los republicanos mostraron mucho menos desacuerdo que los demócratas en el uso de estas tecnologías. Finalmente, los más viejos se mostraron más calmados ante el hecho de que la policía manejara esta información en comparación con los ciudadanos jóvenes.

Las opiniones no podrían estar más enfrentadas

A pesar de estos porcentajes, a lo largo de varias zonas de Estados Unidos se han gestado movimientos en contra del reconocimiento facial. Como consecuencia, áreas como Massachusetts, Somerville, San Francisco y California no cuentan oficialmente con este tipo de sistemas.

En la actualidad, hay una gran cantidad de ciudadanos dispuestos a apoyar esta nueva tecnología. Sin embargo, lo anterior demuestra que aún hacen falta más para que sea ampliamente aceptada. Hasta ahora, las fuerzas policiales llevan la bandera que abre el camino. Luego de esta, en un futuro podrían venir las compañías privadas.

Referencia:

More than half of U.S. Adults Trust Law Enforcement to use Facial Recognition Responsibly: https://www.pewinternet.org/2019/09/05/more-than-half-of-u-s-adults-trust-law-enforcement-to-use-facial-recognition-responsibly/

Más en TekCrispy