Los dueños de mascotas que estén devastados por la muerte de sus queridos animales pueden tener una nueva oportunidad. En China, un gatito fue clonado por primera vez con fines comerciales, demostrando que es posible darle una segunda vida a una mascota fallecida por 250 mil yuanes (35.000 $).

Se trata de la primera clonación exitosa de un gato en China. El gatito, llamado “Ajo”, nació el 21 de julio y fue clonado en los laboratorios de la compañía SinoGene Biotechnology, con sede en Beijing, por encargo de una persona privada cuya mascota murió repentinamente.

Nacimiento exitoso

El dueño del animal clonado estaba muy preocupado después del fallecimiento de su mascota, que murió debido a una enfermedad repentina, y por lo tanto decidió utilizar los servicios de la compañía.

Ajo, el primer gatito clonado de China, es lamido por su madre sustituta.

La compañía comenzó su experimento de clonación de gatos en agosto de 2018, y Ajo, un británico de pelo corto, nació 66 días después de que un embrión fue transferido a una madre sustituta.

Desde el punto de vista del ADN, un animal clonado será absolutamente idéntico al “original”, pero puede haber diferencias de carácter. Al respecto, Lai Liangxue, jefe científico de la compañía y miembro investigador de la Academia de Ciencias de China, explicó:

“En cuanto Ajo, podemos decir que su base está incrustada en el ADN, pero al mismo tiempo, algunas características de la personalidad de la mascota pueden depender de las condiciones de vida y el entorno, por ejemplo, el entrenamiento y demás. Por lo tanto, no podemos garantizar que el carácter de una mascota clonada sea 100 por ciento igual al de un animal fallecido”.

Para hacer que el animal clonado comparta los mismos recuerdos que el original, la compañía está considerando el uso de inteligencia artificial o tecnología de interfaz hombre-máquina para almacenarlos o incluso pasar los recuerdos a los animales clonados.

Gran potencial

En su declaración, el vocero deja claro que no hay diferencia en la esperanza de vida entre un animal clonado y un animal ordinario.

La clonación exitosa de Ajo demuestra que es posible darle una segunda vida a una mascota fallecida.

La clonación de un gato o un perro requiere que se cultive un embrión de la célula del animal, antes de ser implantado en el útero de la madre sustituta. El proceso, desde la extracción celular hasta el nacimiento, lleva al menos dos meses. No obstante, una vez nacido, el animal permanece en el laboratorio bajo observación por otros dos meses. Ajo se encuentra actualmente en el laboratorio en periodo de observación.

El subdirector general de SinoGene, Zhao Jianping, dijo que la clonación exitosa de Ajo permitirá a la compañía comenzar a ofrecer oficialmente servicios de clonación de gatos, e informó que varios dueños de gatos ya han reservado el servicio, insinuando que el futuro mercado podría ser enorme.

Probablemente no le falten clientes. Según un informe de 2018, China, la nación de mayor crecimiento económico de los últimos años, tiene más de 73 millones de dueños de mascotas y más de dos tercios de ellos poseen un perro o un gato, y si bien el monto por tener una mascota clonada es elevado, está al alcance de un número importante de personas.

Referencia: Copy cat: Chinese firm creates first cloned kitten. Agence France-Presse (AFP), 2019. https://bit.ly/2lTGfPc