Los vehículos Tesla en los últimos años han publicitado el piloto automático de sus vehículos como una alternativa más segura para los conductores. Después de todo, cuenta con todo un sistema de sensores y cámaras integradas que buscan reducir el riesgo de impacto de los vehículos.

No obstante, hasta la fecha se han presentado variadas colisiones con distintos niveles de gravedad en los que este asistente de navegación ha estado presente. Hasta la fecha, el nivel de responsabilidad que ha tenido la máquina y el del humano en este tipo de incidentes se sigue discutiendo. Un ejemplo perfecto de ello, es el accidente automovilístico de enero de 2018 que llamó la atención de los medios sobre las funcionalidades de este sistema de piloto automático.

¿Qué estaba ocurriendo al momento del accidente?

La colisión ocurrió el lunes a las 8:40 am en la Interestatal 405 en Culver City, California.

En la mañana antes de la colisión, el conductor del automóvil, de unos 47 años, se dirigía por la autopista hasta su trabajo en Los Ángeles. Durante el inicio del viaje mantuvo el control manual. No obstante, durante la última media hora fue variando entre el automático y el manual, siendo este último cada vez más breve y esporádico.

Frente al Tesla Model S viajaba otro vehículo que fue identificado por la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NSBT serían sus siglas en inglés) como una camioneta. En el mismo carril en el que viajaban ambos automóviles estaba aparcado un camión de bomberos. Esta había acudido más temprano para asistir en un accidente que había ocurrido al otro lado de la carretera.

Cuando la camioneta cambió de carril, el conductor del Tesla no notó el camión de bomberos al frente. Asimismo, el sistema de navegación asistida tampoco mostró señales de detectar el vehículo del frente y de hecho aceleró hasta llegar a las 31 millas por hora –velocidad a la cual se estrelló contra el otro vehículo.

Por suerte, no había para el momento nadie dentro del camión y el conductor no sufrió daños. Así que lo único que se vio comprometido fue la integridad de los vehículos.

La colisión pudo haberse evitado

Durante los últimos 13 minutos y 41 segundos del viaje, el conductor solo mantuvo sus manos sobre el volante por un acumulado de 51 segundos.

La NSBT investigó el historial del conductor y no encontró ningún antecedente de violaciones a las normas de tránsito. Del mismo modo, cuando los oficiales de policía llegaron se dedicaron a observar al conductor, este no presentaba ningún signo de discapacidad para manejar, por ello, no realizaron una prueba toxicológica.

Tesla ajusta precios de sus Model S y Model X y elimina su variante de menor costo

No obstante, a pesar de que el conductor decía no haber visto su teléfono y estar tomando café al momento de la colisión, no fue capaz de dar detalles exactos con respecto a ello. Asimismo, un testigo presencial declaró haber visto al hombre mirar hacia abajo como revisando su celular u otro dispositivo móvil minutos antes de la colisión.

Como conclusión, la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte declaró en su informe que la colisión se debió a dos motivos. El primero implicó la falta de atención del conductor y una excesiva confianza de su parte en el sistema de asistencia de manejo. Luego, el segundo lo atribuyeron a la aparición de instrucciones inconsistentes por parte del piloto automático para asegurar la seguridad del conductos. Esto debido a que, a pesar de que las alertas de “manos fuera del volante” aparecieron varias veces antes de la colisión, no fueron eficientes. Esto ya que no lograron hacer que el conductor volviera a prestar atención al camino.

Esto es lo que ha dicho la compañía

La compañía, por medio de su CEO, Elon Musk, reveló el año pasado que atribuyen estos incidentes a la confianza excesiva de los usuarios. De hecho, el empresario literalmente dijo “Cuando hay un accidente serio es casi siempre, de hecho tal vez siempre, el caso en el que hay un usuario experimentado y el problema es más de complacencia”.

Es decir, indica que el problema no yace en el sistema de manejo en sí, sino en el uso despreocupado que le dan sus usuarios. A pesar de ello, otros voceros de la compañía han confirmado que Tesla igual está realizando modificaciones para mejorar los sistemas de alerta. Con ello, esperan evitar que el usuario se desentienda por completo de su rol de conductor.

Más en TekCrispy