Los efectos a largo plazo de vapear siguen siendo un álgido tema de debate.

El tema de los cigarrillos electrónicos ha generado gran polémica en los últimos meses a causa de varios casos de jóvenes que fueron hospitalizados por problemas respiratorios, todos los cuales tenían en común que fumaban cigarrillos electrónicos.

A pesar de tratarse de un artefacto relativamente y que sus efectos no han sido bien definidos sobre sus consumidores, ya algunos especialistas se han pronunciado casi totalmente en contra del vapeo. De hecho, un estudio reciente ha revelado que el efecto más inmediato de estos es reducción de los vasos sanguíneos y, por consiguiente, la disminución del flujo sanguíneo.

Ahora los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), una de las autoridades de salud de los Estados Unidos, publicaron un comunicado en el que instan a los no fumadores a abstenerse de vapear o usar otros dispositivos de vaporización. Esto a causa de un misterioso brote de una enfermedad pulmonar de carácter grave de la cual surgieron numerosos casos en las últimas semanas.

Un extraña enfermedad pulmonar vinculada al vapeo

Al menos 215 personas en 25 estados diferentes de los Estados Unidos han contraído una extraña enfermedad pulmonar recientemente. En muchos de estos casos, los pacientes informaron haber consumidor productos que incluían cannabis o su componente psicoactivo tetrahidrocannabinol (THC), antes de enfermarse.

En el comunicado, las autoridades tambien advierten sobre la posible alteración de cigarrillos electrónicos o el consumo de sustancias caseras, y recomiendan a quienes ya tienen estas prácticas evitar adquirir estos productos en la calle y evitar agregarles sustancias que no hayan sido aprobadas por sus fabricantes.

Cualquier persona que use productos de cigarrillos electrónicos no debe comprar estos productos en la calle y no debe modificar los productos de cigarrillos electrónicos ni agregar sustancias a estos productos que no estén destinadas por el fabricante“, dijeron el director de los CDC, Robert Redfield, y el comisionado interino de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), Ned Sharpless en el comunicado.

Actualmente, ambas instituciones junto con los departamentos de salud estatales, se encuentran realizando investigaciones minuciosas para llegar a la causa del problema, que como ya se ha indicado, se presume que está vinculada al vapeo.

Vapear no es más sano que fumar cigarrillos tradicionales

A pesar de que los cigarrillos electrónicos fueron introducidos al mercado como una alternativa menos nociva en comparación con los cigarrillos tradicionales, estos igual han resultado perjudiciales para la salud.

Según la Organización Mundial de la Salud, aún después de todos los incidentes que han ocurrido con vapers en los últimos meses, aún hay muchas personas que creen que fumar con cigarrillos electrónicos es más sano que fumar el tabaco convencional. Pero nada tan falso como ello, pues estos han resultado tan perjudiciales como los últimos, que son bien conocidos por causar enfermedades como cáncer y predisposición a infecciones el sistema respiratorio.

Es por ello que las autoridades recomiendan a los no fumadores evitar desarrollar este hábito, independientemente de que vendan los cigarrillos electrónicos como más sanos que los tradicionales:

“Independientemente de la investigación en curso, los productos de cigarrillos electrónicos no deben ser utilizados por jóvenes, adultos jóvenes, mujeres embarazadas y adultos que actualmente no usan productos de tabaco”.

Vemos pues que a pesar de que los cigarrillos electrónicos fueron introducidos en el mercado como una alternativa para que los fumadores abandonaran el hábito, estos incluso han atraído a muchos jóvenes no fumadores y están causando años severos en sus sistemas respiratorios.

A pesar de que aún no se han constatado sus efectos a largo plazo, la mayor lección de este capítulo de la historia de la humanidad hasta ahora es no dejarse llevar tanto por el marketing de los productos que no han sido certificados por las organizaciones de salud, así como evitar la dependencia a las sustancias. Sin lugar a dudas, esto puede evitar problemas de salud mayores.

Referencia:

Statement from CDC Director Robert R. Redfield, M.D., and Acting FDA Commissioner Ned Sharpless, M.D., on federal and state collaboration to investigate respiratory illnesses reported after use of e-cigarette products. https://www.cdc.gov/media/releases/2019/s0830-statement-e-cigarette.html